Bosch anuncia otros 700 millones en electromovilidad tras recortar un 80% el beneficio en 2020

La compañía alemana registró un beneficio neto atribuido de 316 millones en 2020

El presidente del consejo de administración de Robert Bosch, Volkmar Denner.
El presidente del consejo de administración de Robert Bosch, Volkmar Denner.

El proveedor de tecnologías y servicios Bosch redujo un 80,1% su beneficio neto atribuido en 2020, hasta 316 millones de euros, tras sufrir una caída de los ingresos en el primer semestre debido al Covid-19 y por costes de reestructuración.

La multinacional alemana ha informado este jueves de que ingresó 71.500 millones de euros el curso pasado, un 6,4% menos en la comparativa interanual por los efectos desfavorables de los tipos de cambio.

El beneficio operativo bajó un 42,9%, hasta 1.657 millones de euros, pese a la reducción de costes. "Bosch ha superado bien el 2020, año de la pandemia de coronavirus", ha señalado el presidente del consejo de administración de Robert Bosch, Volkmar Denner.

Denner ha subrayado que Bosch es uno de los "ganadores" en la transición hacia la electromovilidad y que en la actualidad está expandiendo su negocio de software al vincularlo con la inteligencia artificial.

En este sentido, ha anunciado que la compañía continuará apostando por esta área e invertirá otros 700 millones de euros este año en electromovilidad, que se suman a los 5.000 millones que ha invertido hasta ahora. "La electromovilidad hace tiempo que dejó de ser una apuesta de futuro. Nuestras inversiones anticipadas están empezando ahora a dar sus frutos", ha apuntado.

También el hidrógeno será otro de los elementos en los que se centrará la empresa, un área en la que invertirá más de 1.000 millones hasta 2024.

Por otro lado, Denner ha considerado que los planes iniciales de la Unión Europea para el estándar de emisiones Euro 7, que señala el fin de los motores de combustión, no tienen sentido. "En la protección del clima no se trata de acabar con el motor de combustión interna, sino con los combustibles fósiles", ha argumentado.

Stefan Asenkerschbaumer, se ha mostrado optimista para el ejercicio actual y prevé que los ingresos de la compañía se eleven un 6% frente a 2020. Además, espera que el margen operativo mejore "ligeramente", hasta el 3% [o cerca del 4% sin tener en cuenta los costes de reestructuración].

"El año 2021 será un hito importante en nuestro camino para recuperar el margen objetivo entorno al 7% en los próximos dos o tres años", ha resaltado el directivo.

Normas
Entra en El País para participar