Retribución al accionista

Guía para cobrar el dividendo de Iberdrola de julio

La eléctrica pondrá en marcha un scrip dividend, cuyo cupón asciende a 0,252 euros brutos, previsiblemente

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola

Iberdrola, uno de los valores del Ibex más fiel a su política de dividendos y una de las compañías que no suprimió la retribución al accionista el pasado año, pagará dividendo en julio. La eléctrica presidida por Ignacio Galán premiará la fidelidad de sus accionistas con un cupón complementario de, al menos, 0,252 euros brutos por acción, aunque este dividendo aún está pendiente de la aprobación por parte de la junta de accionistas que se celebrará en el mes de junio.

El próximo 6 de julio, Iberdrola comunicará el número de derechos de asignación gratuita necesarios para recibir una acción y se concretará el importe del dividendo complementario bruto por acción, tal y como informa hoy Iberdrola a la CNMV.

El 7 de julio será el último día para que se negocien las acciones de Iberdrola con derecho a participar en el sistema de dividendo flexible y un día después, el 8, comenzarán a cotizar los derechos de asignación gratuita.

Los accionistas de Iberdrola tendrán hasta el 21 de julio para decidir si quieren cobrar el dividendo en efectivo. Además, ese día termina el periodo de negociación de los derechos de asignación gratuita.

El 29 de julio es la fecha en la que los accionistas que hayan optado por cobrar el dividendo en efectivo percibirán el pago y por último, el 30 es la fecha prevista para el inicio de la contratación ordinaria de las nuevas acciones que se emitirán en virtud del aumento de capital.

Como en otras ocasiones, hay tres opciones de percibir este pago. En primer lugar, el efectivo. Si se quiere esta opción es necesario comunicarlo ya que si no se darán los derechos. Y si el accionista no vende estos derechos, tendrá más acciones de Iberdrola. De cara al IRPF, el cobro en efectivo se considera renta del ahorro y lleva consigo una retención del 19%.

La segunda posibilidad es recibir nuevas acciones. Esta es la opción que el accionista debe elegir si confía en que la cotización de la operadora va a subir. Y la tercera opción es la de vender los derechos en el mercado. Mediante esta opción, el accionista acaba percibiendo dinero en efectivo al vender los derechos en Bolsa. La cantidad a ingresar es incierta ya que los derechos varían constantemente.

Normas
Entra en El País para participar