Análisis del BCE

La banca europea infravalora en 275.000 millones de euros su riesgo en sus modelos internos

El análisis realizado por el BCE y las deficiencias detectadas darán lugar a un aumento del 12% en los activos ponderados por riesgo

Andrea Enria, presidente del Consejo de Supervisión del BCE
Andrea Enria, presidente del Consejo de Supervisión del BCE

Los grandes bancos de la zona euro han venido subestimando a través de sus modelos internos el volumen de sus activos ponderados por riesgo (RWA), referencia utilizada para calcular las necesidades de capital de las entidades, según ha detectado el Banco Central Europeo (BCE), que cifra en unos 275.000 millones de euros el déficit en los tres últimos años.

La revisión del BCE de estos modelos internos aplicados por un total de 65 grandes entidades de la eurozona, incluidas seis españolas, se ha traducido en un aumento de los activos ponderados por riesgo de 275.000 millones de euros en los tres últimos años, tras haber detectado más de 5.000 deficiencias que las entidades deben subsanar.

Se estima que el impacto agregado de las limitaciones y cambios de modelo aprobados como parte de las investigaciones en el marco de la revisión específica de modelos internos (TRIM por sus siglas en inglés) darán lugar a un aumento del 12% en los activos ponderados por riesgo (RWA) agregados.

Esto corresponde a un aumento absoluto general de los RWA de aproximadamente 275.000 millones de euros como consecuencia del proceso de revisión y a un impacto mediano entre 2018 y 2021 de -51 puntos básicos y un impacto promedio de -71 puntos básicos en los ratios de capital CET1 de las entidades incluidas en el estudio.

No obstante, la revisión del BCE ha confirmado que las entidades pueden seguir utilizando modelos internos para calcular los activos ponderados por riesgo, siempre que subsanen las deficiencias detectadas dentro de los plazos establecidos.

Asimismo, la institución ha subrayado que las entidades habrán de seguir invirtiendo en modelos de alta calidad en el futuro, por lo que ha señalado que, es especialmente importante que refuercen en mayor medida su función de validación interna.

"Este ejercicio a gran escala contribuye a la igualdad de condiciones en el sector bancario europeo al asegurar que los modelos internos son fiables y sus resultados, comparables", ha declarado Andrea Enria, presidente del Consejo de Supervisión del BCE, quien ha destacado que las entidades están procediendo a corregir las deficiencias detectadas y cumplir plenamente los requerimientos.

 

 

Normas
Entra en El País para participar