Coyuntura económica

El FMI espera cerrar un acuerdo con Argentina “relativamente rápido”

El objetivo es cerrar un pacto para la refinanciación de la deuda antes de las elecciones legislativas de octubre

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva.
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) abrió este jueves la puerta a un acuerdo con Argentina "relativamente rápido", antes de las elecciones legislativas de octubre, para refinanciar la deuda por unos 44.000 millones de dólares.

"Desde el punto de vista técnico, yo no veo ningún impedimento a que podamos llegar a un acuerdo relativamente rápido", aseguró en una entrevista con Efe el director del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, tras presentar el informe regional del Fondo. En su respuesta, Werner detalló que el pacto podría cerrarse "antes de las elecciones" legislativas en Argentina.

El propósito de las autoridades del país es cerrar un acuerdo con el FMI para refinanciar deudas con ese organismo y eliminar incertidumbres en la segunda mayor economía suramericana.

El Gobierno argentino se había marcado mayo como fecha para lograr un nuevo pacto, pero parece difícil que se mantenga esa meta dado el poco tiempo restante y la falta de una propuesta detallada.

A ese respecto, Werner explicó que llegar a acuerdos en todos los componentes de este programa de política económica del Ejecutivo argentino "lleva un proceso interno complicado". "Es importante que un programa con el Fondo ratifique y otorgue los recursos para sustentar un plan de Gobierno que tiene que representar cierto consenso político para pueda ser implementado. Es ahí dónde está el debate", agregó en la conversación con Efe.

El FMI aprobó a mediados de 2018 conceder un préstamo a Argentina, entonces gobernada por el conservador Mauricio Macri (2015-2019) por alrededor de 56.300 millones de dólares, después de que una brusca fuga de capitales acelerara la devaluación del peso y provocara fuertes desequilibrios en la economía nacional.

Con la victoria del izquierdista Alberto Fernández en las elecciones de octubre de 2019, el nuevo Gobierno declinó aceptar más fondos que los 44.000 millones ya recibidos hasta ese momento, y anunció conversaciones con el FMI para llegar a un acuerdo de cara a dilatar la devolución del crédito.

Según lo pactado, la nación suramericana debe comenzar a cancelar el capital de los créditos recibidos a partir de septiembre próximo (cuando vence un pago por 1.835 millones de dólares) hasta 2024, pero el grueso de los pagos se concentra en 2022 (17.346 millones de dólares) y 2023 (18.395 millones).

A los pagos de capital por 44.128 millones entre 2021 y 2024, habría que añadir vencimientos de intereses en ese período por 3.800 millones.

Normas
Entra en El País para participar