Bebidas

Coca-Cola EP propone que los Daurella puedan llegar al 40% del capital sin lanzar una opa

Pide a sus accionistas que permitan a la sociedad Olive Partners pasar de controlar el 36% a más del 40% de la compañía

Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola
Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola

Coca-Cola European Partners, la mayor embotelladora independiente de la compañía de bebidas refrescantes, ha convocado junta general de accionistas para el próximo 26 de mayo, en la que llevará a votación los resultados de un 2020 marcado por la pandemia, la reelección de algunos de sus consejeros, y como es habitual en los últimos años, una dispensa para que la familia Daurella, primer accionista de la compañía, pueda aumentar su peso en el capital de la misma sin necesidad de una opa.

Así consta en la documentación que Coca-Cola EP ha remitido este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. El punto 23 del orden del día es el que contempla esa dispensa, que debe recibir el visto bueno del resto de accionistas que componen el capital de la embotelladora. En la actualidad la sociedad Olive Partners, bajo la que se aglutina la participación de los Daurella, cuenta con el 36,5% del capital. La regulación británica, por la que se rige Coca-Cola EP al estar domiciliada en Londres, marca que cualquier accionista que supere el 30% del capital de una empresa tiene que lanzar una opa por el 100% de la misma si quiere seguir incrementando su peso en ella.

Sin embargo, la misma regulación permite que esto no sea necesario si el resto de accionistas aprueban una dispensa. Un método que Coca-Cola EP y los Daurella han utilizado en los últimos años. El consejo de adminsitración, que preside Sol Daurella, recomienda votar a favor.

En esta ocasión, la propuesta que será votada por la compañía permitiría a los Daurella alcanzar el 40,6% de la embotelladora mediante la compra de acciones propias. Para ello, los dueños de Olive Parnters deben comprometerse a que ese mayor peso accionarial se transforme en una toma del poder ejecutivo de la compañía. Así lo hace en la propia convocatoria de la junta:  "Olive ha confirmado que no tiene intención de hacer ningún cambio al respecto de los siguientes aspectos con motivo de un incremento en su participación: los negocios futuros de CCEP; el empleo de los trabajadores y directivos de CCEP y sus filiales" o  "los planes estratégicos y sus posibles repercusiones en los puestos de trabajo en los lugares donde CCEP tiene sus negocios".

El año pasado la junta de Coca-Cola EP aprobó la mencionada dispensa con un el 81,5% de los votos a favor, aunque fue el punto de los 25 que componían el orden del día que contó con un mayor porcentaje de votos en contra, un 18,45%. De hecho, el proxy ISS recomendó rechazar la propuesta.

Pese a la posibilidad de que los Daurella superasen también ese 40% fruto de esa dispensa, estos han mantenido su peso accionarial en la embotelladora en el entorno del 36% durante el último año.

La compra de Amatil

Por otra parte, la compañía ha anunciado hoy que ha recibido el visto bueno de las autoridades de Nueva Zelanda para acometer la adquisición de la embotelladora australiana Amatil. Coca-Cola EP ya recibió el visto bueno de las autoridades australianas, y solo está a la espera de que los accionistas independientes de Amatil de su visto bueno a la última oferta lanzada, algo que está previsto para este viernes.

Estos son los propietarios del 69,2% de la compañía, a los que se ha ofrecido 13,5 dólares australianos por cada uno de sus títulos. Junto a las acciones compradas a Coca-Cola Company, dueña del resto del capital de Amatil, la transacción conllevará un desembolso total de entre 5.900 y 6.100 millones de euros, según el tipo de cambio. 

Normas
Entra en El País para participar