Tecnología

Dell se escinde de VMware para reducir en más de 8.100 millones su deuda

Ambas empresas continuarán trabajando estrechamente tras firmar un acuerdo comercial de cinco años, que podrá ser revisado cada año a partir de entonces

Logo de Dell.
Logo de Dell.

Dell Technologies, uno de los mayores fabricantes de hardware del mundo (PC, servidores y equipos de almacenamiento), ha confirmado que va a deshacerse del fabricante de software de computación en la nube VMware, del que controla casi un 81%, para reducir su deuda de 41.620 millones de dólares (34.782 millones de euros), gran parte de ella asumida con la adquisición en 2016 de la empresa de gestión de datos EMC, por 58.000 millones de dólares, y mejorar su valoración en Bolsa.

Con la operación, VMware distribuirá un dividendo en efectivo de entre 11.500 y 12.000 millones de dólares a todos sus accionistas, incluido Dell, que recibirá entre 9.300 y 9.700 millones de dólares  (entre 7.772 y 8.106 millones de euros), en una transacción que se prevé esté libre de impuestos. Se espera que la operación se cierre durante el cuarto trimestre de 2021.

Dell confía en que la transacción simplifique las estructuras de capital de ambas compañías y cree un valor empresarial adicional a largo plazo para cada una de ellas. La compañía indicó ayer que la escisión, propuesta por primera vez en una presentación el pasado julio, dará lugar a dos empresas independientes posicionadas para el “crecimiento en la era de los datos”.

VMware es actualmente la unidad de mejor rendimiento de Dell y se ha beneficiado de empresas que buscan reducir costes y pasar a la nube, una tendencia que se ha visto acelerada por la pandemia del Covid-19, informa Reuters.

Tras conocerse la decisión, las acciones de Dell subieron más del 8,4% en las operaciones fuera de hora, mientras las de VMware subieron un 1,5%. “Con la escisión de VMware esperamos generar oportunidades de crecimiento adicional para Dell así como para VMware y desbloquear un valor significativo para las partes”, apuntó Michael Dell, presidente y consejero delegado de Dell Tecnologies, que seguirá siendo presidente de ambas compañías.

El directivo añadió que las dos empresas continuarán siendo socios importantes, “posicionando a Dell con una ventaja diferenciada en la forma en la que brindamos soluciones a los clientes”. Y señaló que aprovecharán nuevas oportunidades “a través de un ecosistema abierto para crecer en la nube híbrida y privada, el perímetro [edge computing] y las telecomunicaciones”.

Según el acuerdo, las dos empresas seguirán operando sin cambios relevantes durante al menos cinco años. Así, por ejemplo, Dell continuará vendiendo productos de VMware, y esta seguirá utilizando Dell Financial Services para ayudar a sus clientes a financiar sus proyectos de transformación digital. El acuerdo comercial sellado podrá revisarse cada año a partir de entonces.

Algunos analistas creen que esta maniobra proporcionará a Dell una estructura de capital más fuerte con la que capitalizar aún más el repunte del gasto en infraestructura y PC después de que la pandemia haya acelerado la digitalización de las empresas.

El CEO interino de VMware, Zane Rowe, aseguró a Reuters que VMware utilizará entre 2.500 y 3.000 millones de dólares en efectivo de su balance para pagar el dividendo y financiará el resto con deuda. Rowe indicó que VMware espera tener una calificación crediticia de grado de inversión después de la operación.

La escisión, aplaudida por Elliott Management Investment, uno de los mayores accionistas de Dell, también podrá permitir a VMware establecer más asociaciones con los principales proveedores de computación en la nube, incluidos Amazon y Microsoft, que también son competidores de Dell. "Esto claramente nos dará mucha flexibilidad estratégica para hacer más asociaciones", reconoció Rowe.

Una vez finalizada la operación, los accionistas de Dell recibirán, aproximadamente, 0,44 acciones de VMware por cada acción de Dell que posean. VMware pasará de una estructura de acciones multiclase a una única clase, mientras que la estructura de acciones de Dell seguirá siendo la misma. Michael Dell y su socio financiero Silver Lake Partners se reparten actualmente el 60% de las acciones de Dell Technologies.

VMware pasó a formar parte de Dell cuando esta adquirió EMC en 2016. Esta compañía había comprado al especialista en virtualización tres años antes por 635 millones de dólares.

Normas
Entra en El País para participar