Inversión

EE UU: La fiesta bursátil continúa ante el intenso rebote económico de 2021

Wall Street conjura con nuevos máximos el temor a un recalentamiento de la economía

EE UU: La fiesta bursátil continúa ante el intenso rebote económico de 2021
EFE

Con los de esta semana, son ya 20 los máximos históricos que marca el índice S&P en lo que va de año. Tras un fulgurante rally de más del 80% desde los mínimos de 2020, la Bolsa estadounidense ha encontrado en 2021 nuevos catalizadores para prolongar su ascenso.

El rebote de la economía estadounidense que se espera para este año es el gran motor de las alzas bursátiles y tiene su sostén en el plan fiscal de 1,9 billones de dólares anunciado en el inicio de ejercicio por el presidente Joe Biden y, más recientemente, en un ambicioso plan de infraestructuras por 2,25 billones de dólares. Además, EE UU se está apresurando en la vacunación de su población frente al coronavirus, lo que refuerza la expectativa de vuelta a la normalidad y crecimiento económico.

EE UU recuperará ya este año su nivel de riqueza anterior a la pandemia, según prevé el FMI, que augura un alza de su PIB en 2021 del 6,4%, el mayor desde 1984. En Pimco prevén incluso un crecimiento que podría superar este año el 7%, algo que solo ha sucedido tres veces en los últimos 70 años. La intensa batería de estímulos del Gobierno de Biden, reforzada por la campaña de vacunación, ha colocado por tanto a

EE UU a la cabeza del rebote económico que se espera este año en las economías occidentales. Y ha desatado también una expectativa de mayor inflación que podría acelerar el final de los estímulos monetarios de la Reserva Federal.

El alza de rentabilidades de los bonos soberanos de EE UU en febrero ha provocado de hecho el temor a una corrección bursátil. Pero Wall Street parece sacudirse estas últimas semanas esos temores, confiado en la solidez del despegue de la economía estadounidense y en unas rentabilidades de los bonos que han frenado su escalada. Así, EE UU conserva un lugar privilegiado en las apuestas de inversión, a pesar de unos ratios cada vez más exigentes: el PER del S&P es de 22,18 veces, frente a los 15,89 del Dax alemán.

Los valores tecnológicos de EE UU, las grandes estrellas de 2020, continúan entre las predilecciones de los inversores; la apuesta también se dirige a los valores más cíclicos, que serán los grandes beneficiarios de la recuperación. “Hemos observado una importante reactivación de los vuelos domésticos en EE UU y la tendencia es a una sólida recuperación de la movilidad en el país”, apuntan en Citi. En consecuencia, firmas como Janus Henderson destacan el potencial de los sectores turístico y de ocio en la Bolsa estadounidense. Y en BlackRock siguen dando prioridad a la inversión en valores tecnológicos, a pesar de que la reciente subida de los tipos de la deuda ha dañado ligeramente sus cotizaciones y en la confianza de que la Fed no tendrá prisa por subir los tipos y, por lo tanto, seguirá alimentando el apetito por el riesgo.

La Reserva Federal ha avanzado que no prevé subir tipos hasta al menos 2024 pero buena parte del mercado sí espera que lo haga antes, a la vista de la fuerte recuperación económica ya en marcha.

Normas
Entra en El País para participar