Los impagos lastran el crecimiento de más de la mitad del tejido empresarial español

Un informe revela que la morosidad ha impedido a las compañías expandirse y ampliar su oferta de servicios.

pymes morosidad crecimiento

El crecimiento de las empresas españolas se reduce debido a los impagos. El 62% de las compañías reconoce que el incremento de la morosidad ha afectado a su capacidad de crecimiento. Así se refleja en el Informe Europeo de Pagos de Intrum.

En el análisis se descubre que España es el país en el que los impagos más han repercutido en el desarrollo empresarial. De las empresas encuestadas, el 64% afirma que la morosidad ha reducido las posibilidades de ampliar su oferta de servicios. Por su parte, un 63% indica que les ha impedido expandirse, mientras que un 60% afirma que los impagos han reducido la inversión que han hecho en digitalización.

La Covid-19 ha provocado que las empresas hayan tenido que aceptar plazos de pago más largos de lo que les gustaría. En concreto, un 90% de las pymes españolas ha tenido que aceptar plazos de pago más largos. En un 58% de los casos la morosidad ha sido de pequeñas y medianas empresas, mientras que en un 56% de ellos ha sido de grandes empresas.

La petición de prorrogar los plazos de pago no solo ha sido cursada por empresas del sector privado. Un 23% de las empresas asegura también haber recibido propuestas de este tipo de organizaciones del sector público.

Descenso del número de empresas

Las grandes empresas también han tenido que prorrogar los plazos de pago. El 89% de ellas afirma haberlo hecho. En este sentido, el 55% de las peticiones para abonar más tarde las facturas provienen de grandes empresas, un 53%, de pymes y un 19% de empresas públicas.

España se sitúa entre los tres países europeos en los que la morosidad más ha repercutido en la expansión geográfica de las empresas. El país se sitúa al mismo nivel que Reino Unido (63%) y por debajo de Suiza, que se sitúa en el 64%.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) estima a partir de datos del INE que las empresas españolas dejaron de percibir en 2020 unos 287.000 millones de euros. Eso ha provocado en febrero de 2021 un descenso del 3,6% del número de empresas inscritas en la Seguridad Social con respecto al año anterior.

.

Normas
Entra en El País para participar