Los ERTE elevarán un 5,7% las declaraciones de IRPF con resultado a pagar al fisco

La Agencia Tributaria espera 21,57 millones de declaraciones y una rebaja del 1% en las que resultan a devolver

El director de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, en la presentación de la campaña de la Renta.
El director de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, en la presentación de la campaña de la Renta.

Llegó el momento de ajustar cuentas con el fisco. Este miércoles ha arrancado la campaña de la Renta del ejercicio 2020, el primero marcado por la pandemia del Covid-19, que permite entregar la declaración del IRPF desde hoy mismo y hasta el próximo 30 de junio.

Para la campaña referente al ejercicio 2020 se esperan 21,570 millones de declaraciones, un 2,1% más que el año anterior. La campaña del ejercicio 2019 se saldó con 21,12 millones de declaraciones, un 2,07% más que los 20,69 millones del año anterior, siendo internet la vía mayoritaria con más de 19 millones de declaraciones.

Se espera que 5,96 millones de declaraciones salgan a ingresar (5,7% más), y 14,33 millones saldrán a devolver (-1%). “La explicación de estas variaciones estriba en el hecho de que, como consecuencia de la generalización del sistema de ERTE”, ha anticipado el director de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, en la rueda de prensa de presentación de la campaña.

“Hay un número muy elevado de contribuyentes perceptores de ERTE en los cuales la retención que les ha practicado el SEPE parte de cero y no continúa con la que les venía practicando la empresa donde prestaban sus servicios. Al acumular las rentas percibidas hay menor retención de la que se hubiera practicado de tener el perceptor un único pagador. Al tener dos pagadores, estos contribuyentes están obligados a declarar y a menudo les saldrá a ingresar”, ha explicado.

En términos de importe, y siempre según las previsiones oficiales, las declaraciones a ingresar crecerán 2% y las a devolver disminuirán un 3% por los ERTE, el menor peso de las deducciones y aparición creciente y uso intensivo de impuestos negativos así como por la evolución de determinadas partidas de renta en 2020. En consecuencia, ha avanzado Gascón, las declaraciones arrojarán 12.976 millones con resultado a pagar a la Agencia Tributaria y 10.857 millones a devolver al contribuyente, con un resultado neto de 2.119 millones a favor de Hacienda.

Aunque esta es la primera campaña correspondiente a un ejercicio afectado por el Covid, ya fue particular la referente a 2019, realizada en primavera de 2020, que se saldó con 22,6 millones de referencias (2,68% más); 445.000 cartas; un 68,5% de declaraciones a devolver; y 11,96 millones de declaraciones presentadas en los dos primeros meses de campaña, revelando una anticipación de la campaña por la pandemia. En este contexto, la vía telefónica acaparó 1,15 millones de declaraciones, tras la gestión de 4,32 millones de llamadas, mientras que las presenciales se desplomaron a solo 316.900 casos.

En esta ocasión, en solo unas horas de apertura del plazo de declaración se han presentado ya 442.000 declaraciones, un 34% más que en 2020. “Lo cual constata la absoluta normalidad”, ha subrayado Garzón, pese a la situación de pandemia.

Los avisos del fisco

Desde el 24 de marzo, semanas antes del arranque oficial de la campaña, la Agencia Tributaria viene ofreciendo a los contribuyentes sus datos fiscales -consultados ya por un millón- así como una serie de alertas informativas.

Estas han ido dirigidas a 14.800 contribuyentes en posesión de criptomonedas (en línea con el año anterior), a los que Hacienda alerta de que conoce la posesión de este patrimonio y les insta a declararlo. También se ha notificado a 961.000 personas que se conoce su posesión de rentas en otros países. En ambos casos la cifra es ligeramente inferior a otros ejercicios porque se ha decidido concentrar el esfuerzo en aquellos en los que el caso incide en su renta de 2020.

A su vez, se han notificado alertas a 400.000 propietarios de inmuebles en alquiler para que declaren estas rentas, si bien la cifra cae por la anulación judicial del modelo informativo que solía reclamar la Agencia Tributaria.

Casuística de la pandemia

Los datos fiscales también advierten al contribuyente de algunas novedades relacionadas con la pandemia o con las novedades legislativas del año pasado, como es el caso de los perceptores de prestaciones por haber estado sujetos a ERTE; por ser beneficiarios del nuevo ingreso mínimo vital (IMV), o por la amortización de inmuebles.

En el caso de los numerosos errores de pago excesivo del SEPE, "recomendamos al perceptor declarar lo correcto, como si ya hubiera reintegrado la cantidad satisfecha indebidamente con independencia de que todavía no haya reintegrado el importe, incluso aunque no haya recibido notificación del SEPE comunicándole" la devolución que debe hacer, ha dicho Gascón. “No tienen que pagar más impuestos”, ha dicho.

“Si no conoce el dato”, ha añadido Gascón, “nuestro consejo es que se espere a que la información se actualice. Nosotros tenemos un sistema de intercambio de información con el SEPE, que nos va a seguir mandando ficheros, la semana que viene se seguirá actualizando la información, y esa persona que sabe que ha habido un error podría saber en unos días el importe correcto”. El propio contribuyente podrá editar el importe que le aparece en pantalla para poner el correcto.

Gascón no ha querido revelar el número de errores notificados por el SEPE hasta la fecha alegando que tras la recepción de un primer fichero de datos la Agencia Tributaria está a la espera de una segunda remesa informativa que, previsiblemente la próxima semana, permita identificar mejor el volumen de casos. Probablemente se tratará de “unas pocas docenas de miles” de casos en un océano de 21 millones de contribuyentes, se ha limitado a ilustrar. En todo caso, el fisco confía en contar con toda la información oportuna antes del fin de la campaña

El director de la Agencia Tributaria ha restado importancia, en todo caso, a las cifras recordando que el año pasado se recaudaron 88.000 millones de euros por IRPF y que este año el ajuste neto entre ingresos y devoluciones será de apenas 2.000 millones, lo que indica que la declaración supone una corrección mínima, mientras que cerca del 96% de la recaudación se logra mediante las retenciones ya aplicadas.

En el caso de los perceptores del ingreso mínimo vital, renta exenta que librará de pagar impuestos al 99,9% de sus perceptores (excepto en los casos en que la suma de sus ingresos supere las 1,5 veces el Iprem).

Medidas especiales

Dada la problemática que generará durante la campaña el aluvión de ERTE, la Agencia Tributaria ha tomado varias medidas. De un lado ha enviado más de 300.000 cartas a los afectados que no presentaron declaración en los ejercicios previos, a fin de resolverles las dudas que les puedan generar

De otra parte, Hacienda ha publicado en el BOE este miércoles una orden ministerial permitiendo un fraccionamiento en seis meses, sin intereses de demora, de la cuantía que le resulte importe a ingresar al fisco a los afectados por un ERTE. El resto de contribuyentes puede fraccionar el pago en dos, abonando el 60% en julio y el 40% en noviembre, o fraccionar a 12 meses con intereses de demora.

En los casos de error de pago por parte del SEPE, el contribuyente deberá declarar el importe que le correspondía recibir, por lo que se le conmina a esperar unos días a contar con la información detallada del SEPE.

Tributación por módulos

De cara a los trabajadores autónomos que tributan por el sistema de módulos, el modelo de declaración se ha adaptado para facilitar y automatizar algunos aspectos. Así, por ejemplo, facilitará la reducción del 20% al 35% del rendimiento, a la que tienen derecho, o elimina los 99 días que no hay que tener en cuenta por el estado de alarma decretado en primavera de 2020, sobre los 366 del año, que fue bisiesto.

También se aplican los cambios legales sobre personal asalariado, no asalariado y empleado, para los que no computan como horas trabajadas los días de estado de alarma, y permite ajustar los módulos de distancia recorrida y consumo de energía eléctrica referentes a los días de suspensión de la actividad.

Novedades normativas

Entre las escasas novedades normativas, más allá de la creación del ingreso mínimo vital que obliga a presentar declaración a sus perceptores, se encuentra el incremento de premios exentos hasta los 40.000 euros.

La exención sobre vales comida a empleados se aplicará tanto en el propio local como fuera, en caso de teletrabajo; y en los casos de morosidad, los rendimientos de capital inmobiliario y actividades económicas, el plazo que había que esperar se ha reducido de seis a tres meses.

En módulos se permite menor tributación según sector económico o días de aplicación del estado de alarma; y se eleva en cinco puntos porcentuales la deducción por donativos.

Innovación en la campaña

El programa Renta Web incorpora a su vez algunas mejoras generales, como la introducción de avisos para evitar errores por modificación de casillas que eviten sanciones posteriores; la cumplimentación automática del dato de amortización en arrendamiento de inmuebles; la importación de nuevos datos del libro de registros para los que desarrollen actividades económicas (si usan el registro voluntario y normalizado disponible) o la incorporación de las carteras de valores del contribuyente.

En el caso de ganancias y pérdidas patrimoniales, se facilita la automatización de cálculos sobre operaciones societarias complejas por ejemplo. En el caso de suscripción de acciones, se incorporan los derechos adquiridos; y se incluyen operaciones como splits, contrasplits, fusiones, canjes, etc.

Otra novedad será el registro en Cl@ve por videollamada, sin necesidad de acudir a una oficina, como fórmula para acceder a los datos fiscales y el borrador de la renta.

La campaña de la Renta, permite presentar la declaración desde este miércoles 7 de abril al 30 de junio (salvo para quien domicilie los resultados a pagar, que solo tendrá hasta el 25 de junio). El sistema de llamadas permitirá presentar declaraciones telefónicas del 6 de mayo al 30 de junio, si bien el servicio le llamamos se podrá solicitar desde el 4 de mayo. El 27 de mayo se abrirá plazo para solicitar cita presencial en oficinas, que arrancará el 2 de junio.

Normas
Entra en El País para participar