Recuperación

El BCE podría empezar a reducir sus compras de deuda en el tercer trimestre

El gobernador del banco central holandés, Klaas Knot, confía en que la recuperación tome impulso y permita finalizar el plan antipandemia en marzo de 2022, según lo previsto

El BCE podría empezar a reducir sus compras de deuda en el tercer trimestre
Efe

La economía de la zona euro está en camino de una sólida recuperación en el segundo semestre del año que podría permitir al Banco Central Europeo comenzar a eliminar gradualmente sus compras de bonos de emergencia en el tercer trimestre, dijo el gobernador del banco central holandés, Klaas Knot.

Una pandemia en expansión, un bloqueo en la actividad y una campaña de vacunación lenta pueden influir en las perspectivas durante los próximos meses, pero una serie de factores apuntan a sorpresas potencialmente positivas después de mediados de año, una vez que la pandemia esté bajo control, dijo Knot a Reuters en una entrevista.

"Si la economía se desarrolla de acuerdo con nuestra línea de base, veremos una mejor inflación y crecimiento a partir del segundo semestre", dijo Knot. "En ese caso, me quedaría igualmente claro que a partir del tercer trimestre en adelante podemos comenzar a eliminar gradualmente las compras de emergencia pandémica y terminarlas como estaba previsto en marzo de 2022".

El BCE intensificó la compra de bonos de su programa especial antipandemia el mes pasado ante la preocupación de que el aumento de los rendimiento de la deuda soberana, por contagio de la subida de rentabilidades en los bonos de EE UU, pudiera encarecer el coste de financiación y hacer descarrilar la eventual recuperación de la zona euro.

Los rendimientos se han estabilizado desde entonces. Ajustados a la inflación, en términos reales, están nuevamente cerca de sus mínimos de principios de año, niveles con los que Knot asegura sentirse cómodo. "En la medida en que los rendimientos nominales más altos sean impulsados por una mejor inflación y perspectivas de crecimiento, para mí eso es completamente benigno", dijo. "Si las tasas reales son aproximadamente constantes, significa que las tasas nominales más altas se deben enteramente a expectativas de inflación más altas y eso es algo con lo que me siento cómodo".

"Hay muy buenas razones para esperar una sólida recuperación en la segunda mitad del año. Los consumidores están ansiosos por gastar sus ahorros , se avecinan más estímulos fiscales y el entorno externo ha mejorado drásticamente, añadió. "El deterioro se centra en el corto plazo, pero no ha cambiado tanto la perspectiva más allá del corto plazo", afirmó Knot, uno de los miembros más conservadores del Consejo de Gobierno del BCE.

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar