BCE

Lagarde: "Los inversores pueden ponernos a prueba todo lo que quieran"

La presidenta del BCE afirma que cuenta con herramientas suficientes para combatir el alza de intereses de la deuda

La presidenta del BCE, Christine Lagarde
La presidenta del BCE, Christine Lagarde Getty Images

La presidenta del BCE ha vuelto a insistir en que el banco central dispone de las herramientas de política monetaria necesarias para hacer frente a la crisis económica y también al alza de rentabilidades de la deuda y ha desafiado incluso a los inversores a poner a prueba esa capacidad. “Pueden ponernos a prueba todo lo que quieran” ha asegurado Lagarde en declaraciones a Bloomberg TV.

El BCE ya ha recurrido a acelerar las compras de deuda de su programa extraordinario antipandemia, según decidió en la reunión celebrada a principios de marzo, y se volvió a comprometer a garantizar ante todo unas favorables condiciones de financiación en la zona euro.
La subida de rentabilidades en los bonos más a largo plazo, desatada en EE UU con la aprobación de un estímulo fiscal de 1,9 billones de dólares que ha impulsado las expectativas de crecimiento e inflación, se ha contagiado a la deuda soberana europea, amenazando con encarecer el coste de financiación y a pesar de que esa subida se ha relajado frente a los niveles alcanzados en febrero.

Lagarde ha declarado que la situación económica en la zona euro sigue siendo incierta, ante lo que el BCE está dispuesto a facilitar toda la certidumbre posible. Ha señalado que el BCE vigila muy de cerca las condiciones de financiación en la zona euro, que continúan en mínimos, pero ha aclarado que no guiará sus decisiones por movimientos en el corto plazo.

El dato de IPC de marzo en la zona euro ya ha dado pruebas del alza de precios que se espera para este año. Se ha situado en el 1,3%, desde el 0,9% del mes anterior y refuerza la perspectiva de que se eleve al 2% en el cuarto trimestre, según las estimaciones del propio BCE. El contraste con las caídas de precios en 2020 a causa de la parálisis económica y la fuerte remontada del petróleo explican ese incremento. Pero el BCE prevé que el alza de la inflación que se espera este año sea temporal y mantiene su previsión de IPC para 2023 en el 1,4%.

La presidenta del BCE ha reiterado igualmente que ajustará el programa especial antipandemia (PEPP), dotado con un total de 1,85 billones de euros, si fuera necesario y que revisará el ritmo de compras que realiza con carácter trimestral.

Normas
Entra en El País para participar