CaixaBank realizará su ajuste de plantilla en “una sola fase”

Bankia comienza este fin de semana a cambiar los rótulos de sus edificios más emblemáticos

La participación del FROB vale ahora 1.600 millones más que el 18 de septiembre, cuando se aprobó la operación de fusión

Ya es una realidad. Acaba de nacer el banco más grande de España, CaixaBank. Hace solo unas horas que Bankia ha desaparecido como entidad financiera tras inscribirse el viernes en el Registro Mercantil de Valencia su disolución tras ser absorbida por CaixaBank. Así lo anunciaron sus responsables, José Ignacio Goirigolzarri, presidente del banco resultante de la fusión, y Gonzalo Gortázar, consejero delegado, en rueda de prensa.

Por ello, este mismo fin de semana se iniciarán los trabajos de sustitución de la marca Bankia por la de CaixaBank, un proceso que comenzará por los “edificios significativos” de la entidad, entre ellos la emblemática Torre Kio de Madrid, sede operativa del banco nacionalizado, ya que la sede social estaba en Valencia, sede social también de CaixaBank, y que Gortázar confirmó que se mantendrá, en convivencia con las sedes operativas de Barcelona y Madrid.

Goirigolzarri explicó, coincidiendo con la culminación legal del proceso de integración, que el objetivo del conglomerado es culminar la unificación de la marca lo antes posible.
La nueva rotulación de las oficinas arrancará en un plazo de entre siete y quince días. “Esperamos que antes de finalizar el curso, antes de irnos de vacaciones, en junio-julio, hayamos terminado con la marca CaixaBank en todas oficinas de la red”, añadió el banquero.

Los canales electrónicos (web, móvil y cajeros) se personalizarán de forma progresiva para incorporar la imagen de CaixaBank a la de Bankia hasta la definitiva integración tecnológica, lo que se producirá a finales de este año, según esperan los responsables del ya nuevo banco, el mayor de España.

Una vez resuelta la integración jurídica de Bankia, el nuevo banco quiere acelerar su proceso de ajuste de plantilla y oficinas. Para ello, comenzará a negociar la reestructuración con los sindicatos después de Semana Santa, como adelantó Cinco Días. El objetivo es negociar las salidas de forma “no traumática” donde primará la “voluntariedad y la meritocracia” para retener a los mejores y no los criterios de edad, según explicó Gonzalo Gortázar. El primer ejecutivo del banco indicó que el plan está “prácticamente finalizado”, que se están dando los últimos retoques y que espera tener cerrada la negociación a finales del segundo trimestre del año y tener este capítulo “resuelto lo antes posible”.

“Es un proceso complejo”, que se hará en una sola fase y “lo haremos bien, como lo hemos hecho en el pasado”, añadió.

Un grupo de operarios cambia esta mañana de sábado el logotipo de Bankia por el de CaixaBank en una de las torres Kio de Madrid, sede central de Bankia en la capital.
Un grupo de operarios cambia esta mañana de sábado el logotipo de Bankia por el de CaixaBank en una de las torres Kio de Madrid, sede central de Bankia en la capital.

Gortázar dejó claro que el banco quiere dejar atrás este proceso de ajustes una vez llevado a cabo el que emprenderá en breve. Fuentes sindicales aseguran que el objetivo es cerrar este proceso en junio de 2022. A falta de concretar, el banco baraja la salida de 7.000 a 8.000 empleados, entre el 14% al 17% del conjunto de la plantilla sin tener en cuenta filiales del grupo, como las aseguradoras o BPI.

La nueva CaixaBank nace con más de 20 millones de clientes y más de 664.000 millones de euros de activos.

Para Gortázar, hoy, más que en la línea de llegada, están en la “línea de salida” porque el trabajo empieza ahora y, en 2021, “hay muchas cosas que hacer, entre otras, la reestructuración organizativa”, lo que supondrá el “dimensionamiento del grupo” y preparar la integración tecnológica.

Crecer en el exterior
Pese a la dimensión de CaixaBank y con negocio solo en España y en Portugal a través de BPI, no tiene previsto crecer fuera de la Península de momento. Es “deseable y esperable” que las fusiones transfronterizas tengan más sentido en un tiempo, declaró Gortázar, por lo que no será hasta dentro de tres años, una vez resuelta toda la fusión con Bankia, cuando el banco se pueda plantear su salida internacional.

Las acciones de Bankia dejaron de cotizar este viernes para hacerlo a partir del lunes como nueva CaixaBank. El martes se celebrará el primer consejo de administración de la nueva entidad, que deberá confirmar a ambos ejecutivos en sus actuales cargos, pero ya para el que será el mayor banco de España. Cuando se complete la integración tecnológica, prevista para el final de año, se fusionará el catálogo de ambos bancos, aunque Gortázar avanzó que previamente se lanzarán algunos productos y servicios comunes por las redes de ambas entidades.

El Estado, a través del FROB ha visto revalorizarse su participación accionarial en 1.600 millones de euros desde que se hizo público el proyecto de fusión el 18 de septiembre.

Subida en Bolsa

Las acciones de Bankia y CaixaBank se han revalorizado un 72% y el 44%, respectivamente, desde que anunciaron el pasado 3 de septiembre una integración que culminó el viernes con su registro mercantil y la salida del parqué de la filial de BFA para retornar el próximo lunes a cotizar ya como nueva CaixaBank. Su ensamblaje es vía fusión por absorción donde CaixaBank entregará 0,6845 acciones nuevas por cada título de Bankia, dejando así el 74,2% del nuevo banco en manos de los accionistas del primer banco y el 25,8% restante a los dueños de Bankia. El Estado controlará un 16,1% y La Caixa tendrá 30%.

La operación, que aspira a lograr 1.060 millones de euros en sinergias
anuales de costes e ingresos y situar su rentabilidad medida en activos
tangibles o Rote por encima del 8% en el ejercicio 2022, recibió el apoyo
del parqué desde el primer día.

Sus cotizaciones escalaron un 33% en Bankia y el 12% en CaixaBank
el primer día, en contra de la tendencia a penalizar al banco absorbente;
y al cierre de la integración acumulan una de las mejores evoluciones
bursátiles entre la banca española y europea, además de haberse revelado
como una de las inversiones más rentables en caso de un anuncio de fusión.

Normas
Entra en El País para participar