Cofides ultima un fondo de 1.000 millones para rescatar empresas medianas y pymes

La ayuda media oscilará entre los 5 y los 25 millones de euros

Cofides ultima un fondo de 1.000 millones para rescatar empresas medianas y pymes

El Ejecutivo ultima la creacion de un instrumento que sirva de alternativa al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas ante el alud de peticiones empresariales recibidas por la SEPI, con independencia de la facturación de la compañía.

Este nuevo fondo estará dotado con 1.000 millones de euros, servirá para dar respuesta a las necesidades de las empresas medianas y pequeñas, copiará los requisitos y obligaciones marcados en el fondo de la SEPI y solo atenderá las peticiones de firmas, cuyo deterioro económico haya sobrevenido como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus. “No va a servir para atender a empresas zombies”, recalcan desde la Compañía Española de Financiación al Desarrollo (Cofides), que será el organismo encargado de gestionar el fondo. “La ayuda media oscilará entre 5 y 25 millones de euros y el fondo será generalista, con lo que no estará creado específicamente para ningún sector”, aseguran esas mismas fuentes.

El nuevo fondo replica casi al milímetro los pasos que hay que abordar para solicitar dinero del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas. De hecho, el decreto ley de 12 de marzo establece que la SEPI “dará traslado a Cofides de los expedientes correspondientes a empresas que hubieran iniciado el trámite de Hasta solicitud de apoyo público temporal con anterioridad a la fecha de publicación de este decreto ley sin alcanzar los umbrales mínimos de inversión por este Fondo.

3.300 millones

Desde Cofides auguran que en tres semanas estará redactado el desarrollo normativo del fondo y que este habrá sido refrendado en la reunión del Consejo de Ministros. Hasta el momento, una treintena de empresas ha solicitado de forma oficial ayuda al Fondo SEPI de apoyo a la solvencia por un montante que oscila entre los 3.000 y 3.300 millones de euros, que se suman a los 968 millones que ya han sido aprobados en el Consejo de Ministros para cuatro compañías: Air Europa (475 millones de euros), Ávoris (320 millones de euros), Duro Felguera (120 millones) y Plus Ultra Líneas Aéreas (53 millones).

Precisamente, este último “rescate” es el que ha propiciado más debate público, ya que se ha cuestionado que esa compañía de capital venezolano fuera estratégica y que su deterioro económico estuviera ligado al coronavirus. Tanto la ministra de Exteriores, Arantxa González Laya, como la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, han defendido la oportunidad d ela operación, aunque ayer se intensificaron las críticas de la oposición. Afirmaciones que fueron corroboradas ayer por los tres informes independientes para analizar la concesión de la ayuda a la aerolínea Plus Ultra, de los que todos ofrecieron un resultado favorable al rescate.

Tres informes

En una información adelantada por El País, para la que se basan en tres informes realizados por el banco de inversión Daiwa Corporate Advisory, Deloitte y la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), remarcan que la compañía cumple los requisitos para acceder al Fondo de Solvencia y que, además, debe ser considerada estratégica tanto por su relevancia para la economía como por su papel en la conectividad aérea del país.

La aceleración del fondo de Cofides está muy ligada a la llegada de solicitudes de financiación, fundamentalmente del ámbito turístico, en el que el montante superaba por poco o se quedaba por detrás de los 50 millones de euros, considerado el suelo de petición para la SEPI. En ese segmento se encontraban las hoteleras Hesperia y Room Mate, que solicitaron 55 y 52 millones, respectivamente, o la empresa de transportes Juliá, con 37 millones.

La siderúrgica Celsa, la que más dinero reclama

Préstamo participativo. La normativa que regula el fondo de la SEPI establece que a partir de 250 millones la ayuda debe ser aprobada por la Comisión Europea. Para ello debe informarse sobre aquellas que superen esa cuantía en préstamos participativos, una especie de híbrido entre capital y préstamo a largo plazo, cuya remuneración, está ligada a la evolución de la compañía. Hasta el momento ninguna de las operaciones aprobadas, que tienen una parte de préstamo participativo y otra de ordinario, ha superado los 250 millones mediante el primero.

Celsa. La petición más elevada corresponde a Celsa, la mayor siderúrgica española, que ha duplicado la cifra inicial hasta 700 millones de euros, aunque fuentes del mercado financiero consideran que el rescate final será algo menor.

Normas
Entra en El País para participar