Ofertas

IFM supera un obstáculo en su opa por Naturgy al lograr la bendición de México

El fondo australiano había condicionado la efectividad de su oferta a la luz verde de la Comisión de Competencia del país

En la imagen la empresa española Naturgy. EFEJ.J. GuillénArchivo
En la imagen la empresa española Naturgy. EFE/J.J. Guillén/Archivo EFE

La opa parcial de IFM por Naturgy ha superado otro hito. El potencial comprador del 22,69% de la utility ha informado a la CNMV de que la Comisión Federal de Competencia Económica de México (COFECE) ha dado luz verde "unánime e incondicional" a la operación. El fondo australiano había condicionado su oferta a obtener este plácet. Ahora queda todavía que el Gobierno dé luz verde a la adquisición: los ministerios que tendrán la última palabra son Industria, Asuntos Económicos y Transición Ecológica.

De momento, falta que la oferta reciba la autorización del Ejecutivo, pero el proceso de la oferta parcial por Naturgy avanza a buen ritmo. La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, destacó la semana pasada que IFM no es un fondo de corto plazo y volvió a señalar que la oferta es un signo del interés que despierta España entre los inversores extranjeros. La CNMV, con todo, no ha dado su luz verde a la oferta, por un total de 5.060 millones, a razón de 23 euros por acción. Es necesario que antes tenga el visto bueno del Consejo de Ministros. 

En marzo del año pasado, en pleno confinamiento, el Ejecutivo decretó que los inversores extranjeros que quieran tomar más de un 10% de una empresa considerada estratégica deberán contar con la bendición del Gobierno. Naturgy es una compañía clave en el sector energético nacional, y de ahí que la oferta esté aún en el limbo.

Una vez que el organismo que preside Rodrigo Buenaventura dé su aprobación, será cuando los accionistas de Naturgy tengan que decidir si vender o no sus acciones. Entonces se abrirá un plazo para ello, de entre que 15 y 70 días, a elección de IFM. Podrán presentarse ofertas competidoras hasta el quinto día natural anterior a la finalización de su plazo de aceptación. El consejo de administración de la gasista deberá pronunciarse sobre la oferta —con la ayuda de un asesor externo, que en este caso es Citi— en los 10 días hábiles naturales posteriores al inicio del periodo de aceptación.

La opa se anunció el 26 de enero. IFM solicitó su autorización a la CNMV el 5 febrero y el supervisor comenzó el trámite el día 18 de ese mes. La oferta valora en 22.300 millones el 100% de la empresa que preside Francisco Reynés. Si los planes trazados por el fondo que tiene en España como hombre fuerte a Jaime Siles se materializan al máximo, el desembolso total será de 5.060 millones de euros. Abonará unos 3.300 millones con fondos propios y los cerca de 1.800 millones restantes con un préstamo. El mencionado porcentaje es el máximo, pero la opa sería efectiva si el inversor logra un 17% del capital, valorado al precio de la oferta en 3.800 millones.

IFM Investors ha mostrado en un comunicado su satisfacción tras haber obtenido el visto bueno de las autoridades de competencia de México. "Esta autorización (...) es un hito clave en las aprobaciones necesarias para completar la transacción", ha añadido el inversor

Préstamo en la fase final de reparto

El crédito puente por 18 meses que estaba apalabrado con BNP Paribas, avalista de la operación además de asesor y financiador de IFM, será innecesario. El banco francés, en una primera etapa, se ha quedado con el 50% del crédito y ha dado entrada a CaixaBank y a Banco Santander, con un 25% del importe cada uno.

La españolidad, de nuevo, volverá a ser clave. Los principales bancos nacionales han sido invitados a participar en el préstamo, como informó CincoDías el pasado 17 de marzo. Es de esperar que BBVA, Sabadell, Bankinter, Ibercaja, KutxaBank, Cajamar, Unicaja, Liberbank y Bankia estén presentes en mayor o menor medida. Los procesos de fusión de las distintas entidades, eso sí, serán capitales a la hora de determinar la cuantía que solicitarán.

El diferencial que se está ofreciendo se sitúa entre los 300 y los 350 puntos básicos, de manera que el coste máximo que abonará IFM será de un 3,5% anual. La duración del préstamo se situará en el entorno de los cinco años, según fuentes próximas al proceso. Previsiblemente, la estructura de la financiación se cerrará antes que ningún otro hito de la operación.

En la operación también participan Credit Suisse y Linklaters como asesores de IFM. Allen & Overy es el consejero de BNP Paribas, mientras que los encargados de velar por los intereses de Naturgy son Citi y el despacho de abogados Freshields.

Normas
Entra en El País para participar