Apalancamiento

La Fed elimina la tregua que dio a la banca de EE UU para su deuda soberana en cartera

Permite que venza la regla en vigor desde abril que liberó a los bancos de consumir más capital por sus bonos del Tesoro de EE UU, aunque promete revisarla

El presidente de la Fed, Jerome Powell
El presidente de la Fed, Jerome Powell AFP

La Junta de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha anunciado este viernes que el cambio temporal a su ratio de apalancamiento suplementario (SLR, por sus siglas en inglés) para las entidades bancarias estadounidenses expirará el próximo 31 de marzo, tal como estaba programado.

En un comunicado emitido este viernes, el Banco Central ha desestimado extender la regla, implementada en abril del año pasado para fomentar los préstamos bancarios en el contexto pandémico, por la que se excluía los valores del Tesoro de Estados Unidos y las reservas del Banco Central de este ratio, con el objetivo de aliviar las tensiones en el mercado del Tesoro como consecuencia de la pandemia. La institución liderada por Jerome Powell entiende que desde que la norma entró en vigor "el mercado del Tesoro se ha estabilizado".

Para aliviar el estrés en el mercado del Tesoro provocado por la pandemia de COVID-19 y alentar los préstamos bancarios a los hogares y las empresas estadounidenses, la Fed en abril del año pasado excluyó temporalmente a los bonos del Tesoro estadounidense y los depósitos del banco central del "índice de apalancamiento complementario". La decisión de hoy significa que los bancos tendrán que volver a tener una capa adicional de capital de absorción de pérdidas contra esos activos, lo que ha provocado caídas inmediatas en las cotizaciones del sector financiero y ha contribuido a acelerar los descensos de los índices bursátiles.

La incertidumbre sobre el vencimiento del 31 de marzo de esa norma se ha sumado a la ansiedad reciente en los mercados de renta fija. Los analistas temen que permitir que la regla expire podría empujar a los bancos a recortar la deuda del gobierno en cartera y acelerar así la oleada de ventas que está impulsando las rentabilidades.

Sin embargo, el organismo estadounidense ha indicado que tras el reciente incremento en el suministro de reservas del Banco Central y la emisión de valores del Tesoro, la junta tendrá que abordar el actual diseño y calibre del SLR para prevenir tensiones que puedan limitar el crecimiento económico y socavar la estabilidad financiera.

De este modo, la Fed ha señalado que para garantizar que la SLR, implementada en 2014 como un requisito de capital adicional, siga siendo efectiva en un entorno de reservas más altas, pronto se someterá a la opinión pública varias modificaciones potenciales del indicador.

"La propuesta y los comentarios contribuirán a las discusiones en curso con el Departamento del Tesoro y otros reguladores sobre el trabajo futuro para garantizar la resistencia del mercado del Tesoro", ha apostillado la institución monetaria.

 

 

Normas
Entra en El País para participar