Finanzas

La ‘fintech’ Bitpanda levanta 142 millones y se convierte en el nuevo ‘unicornio’ europeo

La compañía austriaca, que ya vale más de 1.000 millones de euros, planea abrir oficinas en Madrid, Barcelona, París, Londres y Berlín. A partir de abril, permitirá invertir 24/7 en acciones fraccionadas y ETFs

Eric Demuth y Paul Klanschek, dos de los fundadores de Bitpanda.
Eric Demuth y Paul Klanschek, dos de los fundadores de Bitpanda.

La fintech austriaca Bitpanda, que permite invertir en criptodivisas y metales preciosos, acaba de convertirse en el nuevo unicornio europeo (empresa que vale más de 1.000 millones de dólares) y en el primero austriaco. La compañía ha cerrado una importante ronda de financiación Serie B por 170 millones de dólares (más de 142 millones de euros), con una valoración de 1.200 millones de dólares (unos 1.006 millones de euros). La operación ha sido liderada por Valar Ventures (inversor en Paypal y N26), con la participación de DST Global, reconocida empresa de capital riesgo que ha invertido en empresas como Airbnb, Facebook, Alibaba, Spotify, Deliveroo, Xiaomi, Revolut o Stripe.

Bitpanda, nacida en 2014 y que aterrizó en España el pasado junio, ya cerró en septiembre pasado la mayor ronda de financiación de Serie A de Europa hasta ese momento, al obtener 52 millones de dólares. En esa ocasión fue liderada por Valar Ventures y otros fondos como SpeedInvest.

“Esta nueva ronda es un importante voto de confianza de los inversores hacia Bitpanda. Y estamos encantados de que DST Global, un inversor muy experimentado y conocido por sus inversiones en algunas de las empresas de más rápido crecimiento y valiosas del mundo, haya decidido apoyarnos. Ahora queremos crecer a nivel internacional, añadiendo nuevos productos y servicios a los que ya tenemos, y llevar nuestras soluciones financieras a nuevas audiencias”, dice a CincoDías Eric Demuth, cofundador y CEO de Bitpanda.

El directivo añade que durante más de cinco años estuvieron operando de forma rentable e independiente y que la primera vez que recurrieron al capital riesgo para acelerar el crecimiento fue en abril de 2020 con el fondo Speedinvest. Tras la nueva ronda, los fundadores (Demuth, Paul Klanschek y Christian Trummer) mantienen una participación mayoritaria en la compañía.

La fintech no revela datos precisos sobre sus cuentas, pero afirma que los ingresos obtenidos en los dos primeros meses de 2021 superaron los de todo 2020, y que sus beneficios han aumentado desde que cerró la ronda del pasado septiembre. También desde esa fecha, afirma haber impulsado su base de usuarios registrados de 1,3 a más de dos millones, “y queremos seguir manteniendo ese ritmo”, continúa el directivo.

Demuth argumenta el porqué de este crecimiento. “El año pasado fue uno de los más difíciles para los mercados mundiales en mucho tiempo. A medida que los neobrókers, el nuevo tipo de aplicaciones financieras que permiten a los usuarios invertir en activos digitales, empezaron a cobrar protagonismo, el mercado aceleró este crecimiento y suscitó más interés que nunca por el mundo de la inversión. El confinamiento también creó un pequeño cambio: con todo el mundo quedándose en casa, y con muchos negocios a los que se les pidió que permanecieran cerrados para contener los brotes, la inversión adquirió una nueva relevancia entre la gente”, continúa.

Bitpanda lanzó hace poco su primer producto físico, la Bitpanda Card (facilitada por Visa), una tarjeta de débito que permite a los usuarios pagar con sus inversiones como si fuera dinero en efectivo, y ya avanza otros nuevos. A partir de abril, y a través de su plataforma, se podrá invertir 24/7 en acciones fraccionadas y ETFs, lo que significa, según Demuth, que “puedes empezar a invertir sin importar tu presupuesto. Podrás comprar una porción de cualquier empresa, sin comisiones y con spreads muy ajustados”.

Según el ejecutivo, la licencia MIFID II que han obtenido les permite convertirse en una plataforma de inversión para todas las clases de activos y crear y ofrecer productos financieros innovadores “que permitan a todo el mundo un acceso igualitario al mundo de las finanzas”.

Además, tras llegar a Francia, España, Turquía, Italia y Polonia, la compañía tiene previsto continuar con su expansión a otros mercados europeos este año. Igualmente, y para acelerar su crecimiento, planea duplicar su plantilla (hoy son más de 350 empleados, la mayoría en Viena) y abrir oficinas y centros tecnológicos en Madrid, Barcelona, Londres, París y Berlín. Demuth no revela las fechas que las de las dos ciudades españolas “serán muy pronto”.

“El Bitcóin se convertirá en el oro de la era digital”

Cuando se le pregunta a Eric Demuth qué modelos de custodia de las claves tiene Bitpanda y cuáles son sus comisiones por comprar un bitcóin, el CEO de la fintech se limita a decir que, como empresa europea, están regulados por la UE, que tiene una de las legislaciones más estrictas. “Tenemos una licencia de proveedor de servicios de pago PSD2, seguridad de última generación y una experiencia de usuario optimizada. Además, en cada mercado los estándares de cumplimiento están totalmente de acuerdo con las últimas regulaciones financieras, incluyendo la recientemente introducida AML5, pero no puedo compartir más detalles por motivos de seguridad”.

También cuando se le pregunta si el bitcóin corre el riesgo de llegar a ser sustituido por otra criptomoneda diferente, el directivo defiende que las mayores criptomonedas no son copias unas de otra. "En el futuro es probable que haya varias criptomonedas grandes que coexistan porque no compiten entre sí, sino que resuelven problemas diferentes y tienen características únicas. “Nosotros creemos que el Bitcóin se convertirá en el oro de la era digital”, resalta.

Normas
Entra en El País para participar