Coupang cumple las expectativas de Masayoshi Son y SoftBank

A diferencia de WeWork y otras inversiones del grupo, el 'ecommerce' es un negocio testado

Furgonetas de Coupang, en Seúl.
Furgonetas de Coupang, en Seúl. REUTERS

Coupang ha hecho un regalo impagable a Masayoshi Son: validar su visión. El fenómeno del ecommerce surcoreano llegó a valer el jueves 109.000 millones de dólares después de que sus acciones se dispararan un 81% en su debut en Nueva York. Tiene cualidades que son sinónimo de las tecnológicas que le gustan al magnate: crecimiento rápido, valoración elevada y un fundador con mucho bombo. Al menos, su camino hacia los beneficios es más sencillo.

En 2015, SoftBank invirtió 1.000 millones de dólares en una empresa emergente poco conocida, de cinco años de existencia, fundada por Bom Kim, que no terminó la carrera en Harvard. Tres años más tarde, el fondo Vision Fund del grupo dobló la apuesta inyectando 2.000 millones que la valoraron en 9.000 millones. El jueves, su participación, de un tercio, llegó a valer 36.000 millones, lo que supone una ganancia global de más de 30.000 millones.

Es una victoria para Son. Los fracasos de WeWork, Greensill, la hotelera india Oyo y otras empresas han mermado la credibilidad del capital riesgo más famoso del mundo. Pero la recuperación de los mercados y la rápida evolución de los hábitos de consumo han contribuido a aumentar el valor de inversiones que antes parecían arriesgadas, como las practicadas en Uber y DoorDash, de comida a domicilio. El fulgurante debut de Coupang es otro huevo de oro de la gallina SoftBank.

Al igual que muchos de los objetivos de Son, el crecimiento de Coupang se antepone a los beneficios. Sus ingresos se dispararon un 91% en 2020, hasta los 12.000 millones, mientras que las pérdidas operativas, aunque cayeron, superaron los 500 millones. Kim, al que se compara con Bezos, está atacando nuevas áreas: el reparto de comida, el videostreaming, los servicios financieros.

Pero a diferencia de WeWork o Uber, que son deficitarios, el modelo de negocio de las compras online está testado en todo el mundo. El minorista chino JD.com ha encontrado economías de escala. Y en el caso de Amazon, la diversificación en áreas como la nube ha resultado lucrativa. La capitalización bursátil inicial de Coupang puede parecer muy alta, pero así le gusta a Son.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías