Los expertos piden ayudas directas a las empresas: “Hay que reforzar la solvencia”

El salvamento del tejido empresarial, a debate en el primer encuentro de 2021 de Foro Futuro

Los expertos económicos coinciden en que ha llegado el momento de que el Gobierno conceda ayudas directas a las empresas que se están viendo afectadas por la pandemia, especialmente a las más pequeñas. Hay que salvar ya al tejido productivo español con más medidas que las adoptadas hasta la fecha han afirmado los cuatro participantes en el Foro Futuro, el observatorio de investigación económica organizado por Cinco Días con el respaldo de Grupo Santander y que ha tenido lugar hoy bajo el título "El salvamento del tejido empresarial".

La prolongación de la crisis sanitaria provocada por la pandemia y su correspondiente crisis económica tendrán como consecuencia que "el verano no será bueno" y que se alargará la recuperación para sectores como la hostelería, el turismo y el comercio, en opinión de Santiago Carbó, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Granada y director de Estudios Financieros de Funcas. El economista cree que "las cosas estarán mejor en el segundo trimestre de este año" pero se teme que el ritmo de vacunación sea lento, con lo que la temporada veraniega no volverá a la situación de 2019. Carbó ha declarado que en esta lentitud "la Unión Europea tendrá que asumir una parte de la culpa porque sabiendo que la vacunación era crítica, no se ha preparado bien".

Ante el panorama empresarial en España y a la vista de que "nos va a llegar bastante dinero de Europa y que no es momento de consolidación fiscal", el catedrático opina que el plan del Gobierno, "que ha tardado mucho", es entre otras cuestiones otorgar ayudas directas a las pequeñas y microempresas, si bien tiene que solucionar antes el debate de si deben ser las comunidades autónomas las encargadas de hacerlo "porque la desventaja es que puede haber agravios comparativos". Carbó ha añadido que el plan de ayudas "ha de potenciar las ayudas a la solvencia de las empresas, muchas de ellas con problemas de ingresos".

El profesor emérito de Análisis Económico de la Universitat de València y director de Investigación del Instituto Valenciano de Finanzas (IVIE), Francisco Pérez, también es de la opinión de que hay que ir más allá de las medidas aprobadas al inicio de la pandemia "que ya no son suficientes y, en algún sentido, resultan insignificantes". "Hacen falta ayudas directas, la apuesta es si se salva el tejido productivo y aunque haya errores, que éstos no sean por omisión".

Para Fernando Fernández, profesor de economía de la IE Business School, "en España hemos llegado tarde y saldremos tarde de la crisis". No es lo mismo tomar medidas para tres meses de falta de liquidez que para 15 meses que es el periodo que se ha cumplido ya. Fernández afirma que el problema de muchas empresas es de lucro cesante debido a que las medidas de confinamiento, "absolutamente injustificadas", han cerrado o disminuido su actividad. Por lo tanto, este experto reclama que, de acuerdo a las cifras de ventas anteriores a la pandemia, se ayude a las compañías. Para las empresas pequeñas, las microempresas y los autónomos no hay más salida que las ayudas directas, señala el profesor, además de que éstas negocien con el banco su situación financiera real y si hay posibilidad de una reestructuración de deuda. "Quizá el gobierno podría incentivar mecanismos de fusión de estas empresas", ha añadido. El pequeño tamaño del tejido empresarial en España es el problema más grave de cara a la crisis del coronavirus, han vuelto a coincidir todos los participantes, y una de las causas de que la situación sea aquí más grave que en otros países.

Susana Malcorra, decana de IE School of Global and Public Affairs, ha puesto como ejemplo y "modelo de referencia" los cheques que el Gobierno de Estados Unidos facilitó a las pequeñas empresas del país. "En el momento en que se retiraron, se retrajo la economía norteamericana". Malcorra se ha mostrado pesimista respecto a la evolución de la crisis en el mundo "porque hay un problema claro de producción y de disponibilidad de vacunas". Si hay algún lugar en el mundo en el que todavía haya coronacirus, "habrá peligro de nuevas cepas, incluso más resistentes". El horizonte de vuelta completa a la normalidad "no es corto" para esta experta.

Crisis financiera

La posibilidad de que la crisis económica se convierta también financiera es real para todos los expertos que han participado en el Foro. Francisco Pérez ha señalado que será el mercado quien evalúe los recursos que se están utilizando en esta crisis, "esto será decisivo", y que el sector financiero es quien posee la información relativa a la solvencia.

Malcorra aboga por una colaboración público-privada para paliar la situación inmediata y se refiere también a que la información la poseen las entidades financieras, mientras que a Fernando Fernández lo que más le preocupa "es que salvemos y mantengamos el tejido empresarial" para que no se contamine también el sistema financiero.

Santiago Carbó, por su parte, opina que hay dos peligros que acechan al sector financiero: el alargamiento de la crisis y las quitas. "Ahora no hay problemas de morosidad y muchas entidades han aumentado sus provisiones", ha explicado el catedrático, para quien otra preocupación en este sentido es que los tipos de interés de la deuda pública comiencen a aumentar y ésta se encarezca.

 

 

Normas
Entra en El País para participar