Textil

Toni Ruiz (Mango): "En 2022 deberíamos recuperar de sobra las ventas de 2019"

La textil perdió más de 100 millones por el impacto de la crisis sanitaria

Toni Ruiz, consejero delegado de Mango.
Toni Ruiz, consejero delegado de Mango.

Mango mira al futuro con optimismo después de un año de dificultades para el comercio textil, en el que los cierres y las restricciones provocadas por la pandemia se hicieron sentir en sus resultados de 2020.

La compañía fundada por Isak Andic registró unos ingresos de 1.842 millones de euros durante el pasado 2020, una caída del 22% respecto a los 2.374 millones que facturó un año antes y que supusieron un récord para la compañía textil catalana, que volvió a los números rojos con una pérdida bruta de 110 millones. El ebitda sí fue positivo en 193 millones, cifra alterada por la aplicación por primera vez en su caso de la normativa contable NIIF 16. Sin ella el ebitda sería de 21 millones.

Pese a todo, el consejero delegado de Mango, Toni Ruiz, se mostró “razonablemente contento y satisfecho”. “Llegamos con los deberes hechos a la pandemia: con el producto adecuado, una oferta coherente, un canal digital desarrollado y un balance más saneado”, valoró en un encuentro con periodistas.

Precisamente el canal digital es una de las alegrías que se llevó Mango en 2020. Este creció un 36% y alcanzó los 766 millones, lo que supone que a cierre de 2020 representaba el 42% de la facturación total, cuando en 2019 era un 24%. El objetivo para 2021 es alcanzar los 1.000 millones y que estos supongan entre el 42% y el 45% de la facturación. Es decir, Mango espera estar cerca de los niveles de ventas de 2019 en un escenario optimista, pero difícilmente los superará.
“Seguimos con la incógnita del canal físico, y el primer semestre de 2021 va a ser complicado. Con los 1.000 millones del online y recuperando parte de la venta en tienda [el año pasado cayó un 43%] estaremos mejor que en 2020, y en 2022 deberíamos recuperar de sobra los niveles de 2019”, analizó Ruiz.

Pese a que la pandemia ha subrayado la importancia del canal online, Mango no se plantea grandes ajustes de su red, que cerró 2020 con 2.221 establecimientos, 43 más que en 2019. Tampoco en España. “Todo lo contrario. Nuestra cuota en España es del 2%, ya que es un sector muy atomizado. El recorrido en número de tiendas sigue siendo importante”, aunque sí reconoce una “reflexión” sobre su papel. “Creemos en la tienda, pero unida al mundo online. La inteligencia artificial, el análisis de datos... Presenta grandes oportunidades”, explicó Ruiz.

En el mundo online, una vía a explorar es la venta de terceras marcas, como hará con Intimissimi. Durante este año se sumarán nuevas marcas, “de categorías que no tenemos y son complementarias”.

En el lado positivo está la situación financiera de Mango. Pese a las dificultades de 2020, su deuda neta bancaria cayó un 20%, hasta 156 millones. “En un año o poco más, Mango no debería tener deuda”, aseguró Ruiz, cerrando el margen a nuevas refinanciaciones o emisiones de instrumentos como bonos o pagarés. Pero el reto inmediato está claro: “Hemos perdido facturación y hay que recuperarla”.

Revisará el acuerdo con El Corte Inglés

Mango tiene previsto durante este año eliminar la marca Violeta by Mango e integrar sus colecciones, especializadas en tallas grandes para mujeres, junto al resto de su oferta. Esto hace replantear el acuerdo con El Corte Inglés, donde vende estas prendas desde hace dos años. “Creemos que no tenía sentido diferenciar entre Violeta y el resto de la oferta. Veremos qué hacemos con el acuerdo. Tenía sentido con una marca concreta, pero sin ella puede dejar de tenerlo”, asegura Toni Ruiz. Este también anticipa una mayor presencia de las nuevas colecciones lanzadas el año pasado, como las dedicadas al hogar de Mango Home, que de momento están disponibles online. “En algún momento estará en un formato de tienda más global”.

Normas
Entra en El País para participar