La pandemia eleva la ejecución de hipotecas un 17,5% pero la moratoria rebaja un 45% los desahucios

Los concursos de acreedores se incrementan un 14,2% pese a la moratoria concursal y las demandas por despido crecen un 7,7%

Protestas contra los desahucios.
Protestas contra los desahucios.

La pandemia ha provocado un importante incremento de la carga de trabajo de los juzgados españoles durante 2020. Los efectos económicos de la crisis abierta por el Covid-19 se han dejado notar en los pasillos judiciales, donde han registrado un fuerte incremento de las ejecuciones hipotecarias, si bien no de los desahucios debido a la moratoria imperante, mientras crecían también el número concursos de acreedores, pese a la suspensión temporal de buena parte de ellos, y aumentaba la litigiosidad en torno a los despidos.

Así lo constata el informe “Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales”, publicado este jueves por la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial, que demuestra un importante incremento de este tipo de causas, que amenaza con elevarse una vez que venzan las moratorias concursal y sobre desahucios o los expedientes de regulación temporal del empleo (ERTE), que han contenido hasta la fecha buena parte de los ajustes laborales.

Así, según el documento, el número de ejecuciones hipotecarias por el impago de los préstamos ascendió un 17,5% en 2020, hasta las 20.460, en su primer aumento interanual desde el año 2012. El incremento ha sido especialmente relevante en la segunda mitad del año, siendo del 52,7% en el tercer trimestre y del 42,5% en el cuarto.

Pese a ello, la moratoria aprobada por el Gobierno sobre los desahucios ha permitido reducir el número de lanzamientos, como se conoce el término judicialmente, a 29.406, lo que supone un 45,6% menos que el año anterior, incidiendo en las rebajas registradas desde 2015.

De los lanzamientos registrados, el 71,9% (21.145) correspondieron a alquileres, si bien la cifra cae un 42% interanual, debido a la moratoria sobre los pagaos de arrendamientos. Otro 23,5% (6.915) se iniciaron por un procedimiento de ejecución hipotecaria,con una caída del 51,3%, respondiendo los 1.346 casos restantes a otras causas.

Concursos y despidos

Por su parte, los concursos de acreedores registrados en el conjunto del año fueron 13.741, un incremento del 14,2% pese a que la obligatoriedad de presentación ha quedado en suspenso hasta mediados de marzo de este año. Del total 6.874 casos fueron presentados por personas físicas sin actividad empresarial (un 35,2% más) y el resto fueron presentados ante los juzgados.

A su vez, las demandas por despido presentadas ante los Juzgados de lo Social ascendieron a 129.287, un 7,7% más que el año anterior, pese a que buena parte de los ajustes se han visto contenidos por la aprobación de los ERTE ligados a la pandemia.

Normas
Entra en El País para participar