La llegada de la vacuna de J&J es la señal de una primavera de gloria

Un tercio de los estadounidenses habrá recibido en marzo al menos la primera dosis de alguna vacuna

La llegada de la vacuna de J&J es la señal de una primavera de gloria
REUTERS

Otro mes, otra vacuna. La autorización de la de J&J por parte de la FDA de EE UU durante el fin de semana debería dar un giro rápido a la situación.

Tiene algunas grandes ventajas. Al igual que la de AstraZeneca, aprobada en Europa pero no en EE UU, es más fácil de almacenar y enviar que las de Pfizer y Moderna. Además, solo requiere una dosis. Ahora, los números. 50 millones de estadounidenses, el 15% de la población, han recibido al menos una vacuna, según los datos oficiales. J&J dice que suministrará 20 millones de dosis a finales de mes. Pfizer prevé duplicar la producción de casi 5 millones de dosis semanales a 13 millones. Moderna cree que la doblará, hasta 40 millones al mes, para abril.

Supongamos que Pfizer produce 40 millones y Moderna al menos 20 millones este mes, y calculemos de forma conservadora que hasta la mitad de estas inyecciones son segundas dosis. Si añadimos la producción de J&J, otros 50 millones de estadounidenses recibirán al menos su primera dosis en marzo. Con lo ya alcanzado, se acercará a un tercio de la población.

Muchos ancianos ya están vacunados, lo que significa que la tasa de mortalidad debería de empezar a descender pronto. Las vacunas también parecen reducir la transmisión, así que debería de haber una fuerte mejora de las cifras. La llegada de J&J también indica que pronto empezará a marchitarse la flor de Moderna y Pfizer. La vacuna de J&J, a unos 10 dólares la inyección, supone entre un tercio y un cuarto del coste total de la de sus rivales.

Estos factores también valen para otros países. Es una desafortunada realidad que los países más ricos mantendrán inicialmente un control estricto de los suministros. Una vez sus poblaciones estén mayoritariamente vacunadas, habrá más disponibilidad para los demás. Y las opciones más baratas y prácticas de J&J y AstraZeneca facilitarán las cosas también a los menos ricos.
La primavera puede llegar más tarde para ellos que para EE UU. Pero con J&J diciendo que producirá 1.000 millones de vacunas este año, y otras nuevas en el horizonte, se perfila una temporada gloriosamente optimista.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías