La oferta de inmuebles en alquiler se dispara un 50% en la pandemia

La Comunidad de Madrid dobla el número de viviendas disponibles y en Baleares crece un 85%

Oferta alquiler España

La oferta de viviendas en alquiler en España se ha disparado un 52% entre septiembre de 2019 y el mismo mes de 2020 a consecuencia de la crisis del Covid-19. Según los datos presentados ayer por Servihabitat, el gestor inmobiliario del fondo Lone Star y CaixaBank, el tercer trimestre del pasado ejercicio cerró con más de 134.000 inmuebles ofertados a lo largo de todo el país frente a los 67.700 registrados justo un año antes. En consecuencia, “el volumen de vivienda en alquiler ha pasado de presentar algo más del 10% del volumen de viviendas que se encuentran en venta al 16,4%”, explica la empresa.

Hay varias razones detrás de este trasvase, razonan desde Servihabitat. Uno de los principales motivos “lo podemos encontrar en el traslado de propiedades turísticas y de alquiler a corto plazo al mercado residencial, así como en el cambio de venta a alquiler en propietarios que no consiguen alcanzar sus expectativas de precio".

A esto habría que añadirle que las rentas no han descendido tanto como se esperaba ante la crisis sanitaria, por lo que se han dilatado los plazos de comercialización de los arrendamientos; y que muchos inquilinos en las grandes ciudades han regresado a sus lugares de origen ante el teletrabajo y las restricciones de movilidad, aumentando así el stock de vivienda disponible en las grandes urbes.

Los datos de la gestora inmobiliaria certifican todas estas teorías. Así, el mayor aumento en la oferta se ve en la Comunidad de Madrid, que pasa de los 14.600 inmuebles anunciados hasta los casi 30.000, con una variación superior al 100%. Lo mismo sucede en Baleares, Ceuta y Melilla, y Cataluña, con avances del 85%, 77% y 70%, respectivamente.

Canarias, Comunidad Valenciana y Andalucía, aunque por debajo de la media nacional, también experimentan alzas cercanas al 50%. Solo La Rioja, Asturias, Extremadura y Cantabria ven disminuir su oferta.

Pese al aumento del stock disponible, los alquileres, lejos de depreciarse, se han encarecido casi un 2%, hasta los 893 euros de renta mensual a cierre de 2020 para un piso medio, constata Servihabitat. Con todo, las rentas comenzaron a abaratarse desde septiembre, cuando este indicador alcanzó los 914 euros.

En Madrid, País Vasco e Islas Baleares, las rentas medias superan los 1.000 euros por mes. Cataluña, Andalucía, Canarias, Cantabria y Navarra se mueven entre los 700 y los 800 euros, mientras que Aragón y Comunidad Valenciana rozan los 700 euros de renta.

Por todo ello, recuerda la empresa, y pese a la tendencia hacia la estabilización, la vivienda sigue comportándose como un “valor seguro”. Prueba de ello, prosiguen, es que la rentabilidad bruta media de la vivienda alquilada en España creció más de un punto porcentual en 2020 hasta llegar al 6,8%.

Pese al sustancial aumento del stock, Servihabitat constata también que el número de meses de media que se tarda en alquilar una vivienda en España "ha aumentado respecto al año anterior, pasando de 1,64 meses en 2019 a 1,93 (58 días)". Este hecho no viene dado porque los inquilinos tengan dudas en la intención de alquilar, sino porque los demandantes buscan unas mejores condiciones ante el aumento de la oferta en el mercado y porque los propietarios están mostrando una mayor cautela a la hora de seleccionar a sus inquilinos para minimizar riesgos ante la incertidumbre económica.

En el mercado de la compraventa, Servihabitat asegura que la vivienda se encareció un 1,9% en 2020, mientras que prevé un crecimiento plano, del 0,5%, para 2021. En el informe, además, también se recoge que el esfuerzo medio que debe realizar un hogar en España para adquirir una vivienda sigue creciendo y se ha situado en los 7,1 años de sueldo íntegro en 2020, frente a los 6,9 años registrados en 2019.

Normas
Entra en El País para participar