Volvo solo venderá coches eléctricos a partir de 2030

Aspira a que ya en 2025 el 50% de sus ventas corresponda a coches completamente eléctricos

Volvo C40 Recharge.
Volvo C40 Recharge.

El fabricante sueco de vehículos Volvo se ha fijado el objetivo de vender únicamente coches eléctricos y por internet a partir de 2030. Su plan es eliminar de forma gradual toda la gama de vehículos con motor diésel o gasolina y también los híbridos.

"La ambición de 2030 representa una aceleración de la estrategia de electrificación, impulsada por una fuerte demanda de los coches eléctricos en los últimos años y una firme convicción de que el mercado de coches con motor de combustión está en decadencia", ha subrayado la empresa.

Volvo Cars, propiedad del grupo Geely, lanzó su primer modelo 100% eléctrico, el XC40 Recharge, el año pasado y este martes ha presentado el segundo, denominado C40. La firma pretende que en 2025 el 50% de sus ventas corresponda a coches completamente eléctricos y la otra mitad, a modelos híbridos.

"Para seguir teniendo éxito necesitamos crecimiento rentable. En vez de invertir en un negocio en decadencia, elegimos hacerlo en el futuro, eléctrico y por internet", ha señalado el consejero delegado de Volvo Cars, Hakan Samuelsson.

La marca ganó el año pasado 7.788 millones de coronas suecas (770 millones de euros), un 19% menos respecto al ejercicio precedente, debido a la pandemia de coronavirus, que provocó el cierre de plantas de producción en la primera parte del año.

La reducción de gastos, la apuesta por las ventas por internet y el crecimiento de la demanda, sobre todo de la gama de modelos recargables, permitieron sin embargo a la firma sueca registrar el mejor segundo semestre en su historia. En total, matriculó 661.713 vehículos en 2020, un 6,2% menos en la comparativa interanual.

Normas
Entra en El País para participar