800 empleados de Banco Sabadell se han acogido ya al plan de ajuste

En marzo se irán 1.000 trabajadores más. La entidad se ahorrará 115 millones de euros en costes anuales

El presidente del Banco de Sabadell, Josep Oliu.
El presidente del Banco de Sabadell, Josep Oliu. EFE

Casi 800 empleados han abandonado ya Banco Sabadell en el marco del plan de ajuste voluntario que está ejecutado la entidad, mientras que las aproximadamente 1.000 salidas restantes tendrán lugar durante el mes de marzo, según fuentes próximas a los sindicatos.

El plan pactado entre Sabadell y los representantes trabajadores, con el que el banco quiere ahorrar unos 115 millones de euros en costes anuales, contempla que 1.817 personas dejen voluntariamente la entidad.

Este domingo se han hecho efectivas alrededor de 700 salidas, que se suman a las 14 jubilaciones anticipadas del pasado mes de diciembre y las cerca de 70 desvinculaciones se produjeron durante enero.

Por lo tanto, todavía quedan cerca de mil empleados que abandonarán Sabadell el próximo 31 de marzo. Para garantizar la continuidad de determinados negocios, quedarán siete empleados 'residuales' incluidos en el plan que no saldrán hasta abril.

El plan de ajuste, que consiste en salidas voluntarias y no en un ERE, avanza según lo previsto, por lo que la práctica totalidad de los adheridos estará fuera de Banco Sabadell en el primer trimestre de 2021.

Una vez completadas las salidas, el banco tendrá que reorganizar las aproximadamente 1.500 actividades que realizaban las 1.817 personas que se apartarán de la entidad entre los 16.000 trabajadores que seguirán en plantilla.

Para ello, Sabadell está anticipando diferentes planes de gestión y movilidad interna, como el acompañamiento de comerciales o el retorno equipos de servicing a oficinas, entre otros.

Las condiciones pactadas

Para las salidas voluntarias, sindicatos y banco firmaron una indemnización de 35 días por año trabajado y un máximo de dos anualidades. En el caso de las prejubilaciones, se estableció el 75% del salario anual hasta los 63 años, con un máximo de 280.000 euros para los nacidos entre 1958-1961, y de 300.000 euros para los nacidos entre 1962-1964.

Ante la incertidumbre del marco laboral, el banco se compromete a cubrir un año del pago a la Seguridad Social en caso de que se retrase la primera edad de jubilación anticipada, ahora en los 63 años.

A quienes se jubilen anticipadamente a partir de los 63 años, les ofrece el 10% (para nacidos antes de 1956) o el 20% (para nacidos entre 1956 y 1957) del salario anual.

Normas
Entra en El País para participar