UE

Bruselas aboga por dar un trato especial a la inversión al revisar reglas fiscales

La vuelta al Pacto de Estabilidad y Crecimiento se revisará en la segunda mitad del año

El comisario de Economía, Paolo Gentiloni.
El comisario de Economía, Paolo Gentiloni. REUTERS

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, se mostró este viernes a favor de que las normas de disciplina fiscal de la Unión Europea (UE), que se revisarán en la segunda mitad de año, otorguen un tratamiento especial al gasto público destinado a impulsar el crecimiento.

Asimismo, abogó por un "mecanismo creíble", con "requisitos realistas", que permita a los países encauzar su deuda hacia un descenso y por estudiar facilitar el uso de la cláusula de salvaguarda, que permite suspender de facto temporalmente estas reglas en caso de crisis.

La Comisión Europea prevé relanzar en la "segunda parte del año" la revisión del Pacto de Estabilidad y Crecimiento -las normas destinadas a que los países mantengan su déficit por debajo del 3 % del producto interior bruto (PIB) y su deuda por debajo del 60 %, entre otros fines -, un ejercicio que comenzó en enero de 2020 pero quedó relegado por la pandemia.

"Tenemos que reflexionar sobre cómo pueden nuestras reglas fiscales apoyar un crecimiento sostenible, aun cuando mantengan el gasto bajo control", dijo Gentiloni en declaraciones recogidas por Efe en una conferencia organizada por la Junta Fiscal Europea.

En este sentido opinó que "es necesario un tratamiento especial para aquel gasto que impulse el crecimiento". "Nuestras reglas fiscales deberían ser adaptadas para mejorar la composición de las finanzas públicas y asegurar que cualquier deuda nueva es deuda buena", dijo Gentiloni.

Para el comisario italiano, la "deuda buena" es aquella que se utiliza para financiar investigación, educación, infraestructura u hospitales", mientras que la destinada a cubrir "gastos corrientes o sin impacto en la capacidad productiva" es "deuda mala".

Precisamente en cuanto al control de la deuda, Gentiloni consideró que "una estricta regla de deuda podría llevar a un ajuste drástico, procíclico, contraproducente e improbable", pero que está justificado tener "un mecanismo creíble para dirigir la deuda a una firme trayectoria a la baja".

Incidió en que "los requisitos deben ser realistas" para asegurar que se puede aplicar, y consideró que las reglas deberían centrarse en la trayectoria a medio plazo, lo que a su juicio ahora no ocurre de forma suficiente.

El exprimer ministro italiano añadió que también debería debatirse "si hay necesidad de recurrir a la cláusula de salvaguarda más frecuentemente en recesiones económicas". La introducción de una cláusula más "utilizable" podría compensarse "eliminando la multitud de excepciones que ahora mismo se aplican" en el Pacto y que ello mejoraría la capacidad de lidiar con eventos imprevistos.

Gentiloni subrayó que otro modo de mejorar la respuesta presupuestaria de la eurozona ante futuras crisis sería tener "una capacidad fiscal permanente".

Y en este sentido, instó a "no subestimar la novedad" que representa el fondo de recuperación de la UE, que "permitirá por primera vez emitir deuda común para un propósito común", a pesar de que sea un plan "específico y extraordinario" para responder a esta crisis.

Al margen de la futura revisión de las reglas, la Comisión prevé que estas sigan de facto suspendidas durante todo 2021 e insiste en que por el momento hay que mantener el apoyo a la economía y debe evitarse una retirada prematura del mismo.

Normas
Entra en El País para participar