Redes sociales

Twitter anuncia 'Super Follow', su primer producto de pago para acceder a contenido 'premium'

La red social, que quiere duplicar sus ingresos para 2023 hasta los 7.500 millones de dólares, permitirá a los creadores cobrar a los usuarios una suscripción por su contenido

Logo de Twitter junto a un móvil con la aplicación funcionando.
Logo de Twitter junto a un móvil con la aplicación funcionando.

Twitter se ha marcado el ambicioso objetivo de duplicar sus ingresos para 2023, hasta los 7.500 millones de dólares, y ayer dio algunas pistas sobre cómo planea hacerlo. La compañía compartió  durante un evento con analistas los primeros detalles de su primer producto de pago, una función llamada Super Follow, que permitirá a los usuarios de la red social cobrar a sus seguidores por acceder a contenido exclusivo o premium. Una propuesta que recuerda a Patreon, una conocida plataforma de suscripción que facilita que los creadores obtengan ingresos, o a Substack, que ofrece newsletters de pago.

La empresa de Jack Dorsey no dio excesivos detalles sobre el producto ni anunció fecha de lanzamiento, pero será la primera vez que Twitter experimente un modelo de suscripción integrado en la plataforma. Según las capturas de pantalla compartidas por la compañía, el precio de la suscripción será de 4,99 dólares al mes y se prevé que la red social se lleve una comisión. Super Follow podría convertirse en una herramienta de interés para medios y periodistas, y para cualquier creador de contenido que quiera obtener unos ingresos a través de sus seguidores.

Dantley Davis, director de Diseño e Investigación de Twitter, señaló que la compañía ve "oportunidades impactantes para proporcionar modelos de incentivos monetarios que permitan a los creadores ser apoyados directamente por su audiencia". La red social también trabaja en una herramienta, denominada Tippings, para que los usuarios puedan dar propina a creadores de contenido a los que sigan, fomentando una especie de micromecenazgo.

La noticia llega pocas semanas después de que Twitter comprara la plataforma de newsletters Revue. La operación tuvo lugar en enero y era un paso de la compañía hacia el desarrollo de contenidos en formato largo y un modelo de suscripción.

Otro anuncio hecho ayer por Twitter fue el de “Communities” (Comunidades), una herramienta que permitiría crear grupos de usuarios que compartan intereses sobre temas concretos. Una propuesta que parece preparada para plantar cara a los Grupos de Facebook o incluso a las salas de chat de audio de Clubhouse, en plena ebullición.

La compañía también avanzó otra novedad, el Safety Mode (Modo Seguro), una funcionalidad que permitirá a los usuarios bloquear y silenciar automáticamente las cuentas que no estén cumpliendo las normas de uso de Twitter mostrando contenido abusivo, por ejemplo. La red social, que busca dar a las personas más controles para moderar sus interacciones, precisó que el bloqueo durará siete días.

Como advierte TechCrunch, la introducción de muros de pago en el feed de Twitter podría cambiar drásticamente la mecánica del servicio, pues la red social siempre ha apostado por la conversación pública, por contenido que puede ser visto por todo el mundo y no para entornos privados. Sin embargo, las nuevas funciones que está diseñando para creadores de contenidos y sus comunidades podrían generarle pingües beneficios. Basta ver el éxito que están cosechando plataformas como Patreon y OnlyFans, que se han aprovechado de Twitter para promocionar sus contenidos, y que “han aparecido en gran medida debido a las herramientas de monetización mediocres disponibles en las grandes plataformas sociales”, según apunta la citada publicación.

Lo que Twitter ha dejado claro es que quiere aprovechar las comunidades entre autores y lectores que ya hay en la red social, y busca hacerlo apalancándose en su producto principal. Así, Dorsey aseguró este jueves que "es fácil imaginar comenzar [en Twitter] con un tuit, mover una conversación a audio en tiempo real [en Twitter Space] y recapitular la conversación con texto en formato largo. Es esta interacción la que resultará poderosa", remarcó.

En ese camino de impulsar sus ingresos y su número de usuarios, la compañía también estaría trabajando en una versión de perfil nueva dedicada a los negocios, a través del cual podrían ofrecer información como el horario de apertura, formas de contacto y dirección o permitir la comunicación mediante mensajes de texto y voz con los clientes, según ha descubierto la experta en ingeniería inversa Jane Manchun Wong.

Aunque sobre este producto específico no dijo nada Dorsey, el CEO de Twitter sí indicó que quieren innovar con soluciones tanto para particulares como para empresas, especialmente para pymes, pues no solo pretenden ganar participación en el negocio de la publicidad digital, que mueve 150.000 millones de dólares, sino "diversificar nuestros ingresos al fomentar oportunidades como el comercio y las suscripciones".

Dorsey reconoció ante los analistas que Twitter "ha sido lenta a la hora de innovar si se compara con otros competidores. Sin embargo, si nos comparamos con nosotros mismos, la velocidad de desarrollo ha mejorado de manera demostrable", aseguró.

Sin duda, todas las novedades anunciadas por la tecnológica serán clave para lograr el segundo ambicioso objetivo que se ha marcado para 2023: alcanzar al menos 315 millones de usuarios activos diarios y monetizables desde la base de 152 millones que informaron que tenían en el cuarto trimestre de 2019.

Normas
Entra en El País para participar