Financiaciación

Los bonos ‘high yield’ españoles se disparan y recuperan niveles prepandemia

La deuda de Gestamp, Antolin, Haya, Telepizza o Tendam ha vuelto a niveles de marzo de 2020

Los bonos ‘high yield’ españoles se disparan y recuperan niveles prepandemia Bonos alto rendimiento

Un año después del estallido de la pandemia del coronavirus en Europa y Estados Unidos, que provocó el desplome de los mercados bursátiles, el Ibex aún se sitúa a más de un 20% de los niveles preCovid, cuando llegó a superar los 10.000 puntos. Sin embargo, el precio de la deuda corporativa española de alto voltaje, la que cuenta con calificación por debajo de BBB- pero que a cambio ofrece altas rentabilidades, ha rebotado con fuerza tras el desplome que llegó a registrar en marzo del año pasado y en su mayor parte se sitúa ya en niveles previos al arranque de la crisis.

El cambio de tercio lo propiciaron los bancos centrales, regando con miles de millones de liquidez al mercado y anestesiando el mercado de renta fija. Pero además, el Banco Central Europe decidió admitir como colateral para sus subastas de liquidez los bonos high yield que tuvieran grado de inversión a fecha del 7 de abril de 2020.

A esto se han sumado la expectativa de recuperación económica impulsada desde noviembre por el desarrollo de las vacunas contra el Covid y la constatación de que, a pesar de los estragos de la crisis, se han producido escasos impagos de deuda (defaults, en la jerga).

El descenso de las rentabilidades en el mercado de deuda, dinamitado en las últimas semanas ante el temor a una subida de la inflación, especialmente en Estados Unidos, ha llevado a los inversores de renta fija a decantarse por la deuda high yield para tratar de arañar algo de rentabilidad, en especial la de sectores afectados por la pandemia. La demanda ha llegado a disparar los precios, medidos en porcentajes del nominal, ante la expectativa de que los bancos centrales seguirán interviniendo el mercado durante un tiempo prolongado y que, en caso de que fuera necesario, reforzarían sus herramientas.

El sector está recibiendo un importante flujo de liquidez en lo que va de año

Entre la deuda high yield de empresas españolas, los bonos del fabricante de piezas de automóvil Gestamp han recuperado ya los niveles de finales de febrero del año pasado y desde los mínimos registrados en marzo suben un 46%. Por encima de esos niveles han llegado a situarse los bonos emitidos por Antolin con vencimiento en 2026, cuyo precio ha logrado situarse por encima del 100% del nominal y cuya evolución (véase gráfico) es un reflejo fiel de la evolución de la pandemia y de las medidas para contrarrestarla: desconfinamiento –los avatares de la segunda ola– y las vacunas.

Casi en el nivel previo al estallido de la crisis sanitaria se sitúan también los bonos de Haya Real Estate, propiedad de Cerberus, y que está en proceso de venta tras romper conversaciones con Centricus a mediados del año pasado. Su precio recupera un 36% desde mínimos del año pasado.

A pesar de las dudas, no se han producido ‘defaults’ en este tipo de deuda

Rozando el umbral prepandemia están también los bonos de Telepizza, al igual que los de Tendam. La empresa de restauración logró en diciembre una inyección de 82 millones de euros para dotarse de liquidez tras las restricciones impuestas en algunas zonas geográficas por el Covid. Por su parte, los bonos de la firma conocida anteriormente como Cortefiel recuperan un 40% desde los mínimos de abril, en pleno cerrojazo de toda actividad no esencial. Los bonos de Cirsa se sitúan por encima del 100% del nominal tras haber descendido del 67% a finales de marzo. Los de Codere y los vinculados a WiZink, con problemas previos al Covid, aún cotizan con descuento, pero suben un 63% y un 120%, respectivamente, desde sus mínimos tras el estallido.

Los bonos de eDreams vislumbran la recuperación del turismo

  • Cuentas. La agencia de viajes online eDreams publicó ayer unas pérdidas de 69,6 millones en los nueve primeros meses de su año fiscal. Pese a los números rojos, los bonos de la empresa, sin categoría de inversión, recuperan los niveles previos a la pandemia y su precio se duplica desde los mínimos del pasado año. En las últimas semanas su cotización además se ha animado gracias a la decisión de Reino Unido de permitir los viajes al extranjero a partir del próximo 17 de mayo.
  • Entradas de liquidez. Bank of America prevé que el mercado de high yield registre fuertes entradas de liquidez a lo largo del primer trimestre del año. De acuerdo con sus datos, este tipo de bonos ha recibido unas entradas medias de liquidez por importe de 1.000 millones de dólares a la semana desde que arrancó el año.
Normas
Entra en El País para participar