Telefónica reduce un 25% el dividendo y prevé recortar la deuda a 26.000 millones

La compañía eleva el beneficio un 38,5% en 2020, hasta 1.582 millones

Pallete renuncia al 100% de la remuneración que le correspondería como incentivo a largo plazo correspondiente al ejercicio

Decisión de calado de Telefónica tras el año del Covid. La teleco propondrá a la junta de accionistas un dividendo de 0,30 euros por acción para 2021, bajo la modalidad de scrip. La cifra supone una reducción del 25% con relación a los últimos años, en los que ha abonado 0,40 euros. El dividendo será pagadero en diciembre de 2021 (0,15 euros) y en junio de 2022 (0,15 euros). La operadora precisó que el segundo tramo del dividendo de 2020, de 0,20 euros, se pagará en junio, y recordó que amortizará un 1,5% de su capital, que tiene en autocartera.

Su presidente, José María Álvarez-Pallete, defendió la decisión al considerar que refuerza a la empresa, y destacó que es atractivo frente al Ibex 35 y el sector. El directivo no precisó si sería coyuntural y recordó el compromiso con las agencias de calificación de mantener un rating con categoría de inversión.

Pallete dijo que en 2021, la operadora va a seguir invirtiendo en el despliegue de redes, además de acudir a subastas de espectro en tres países estratégicos, como España, Reino Unido y Brasil. Dentro de estas decisiones, Pallete y Ángel Vilá, consejero delegado, han renunciado al 100% de la remuneración que les correspondería como incentivo a largo plazo correspondiente al ejercicio.

Con respecto a 2020, Telefónica obtuvo un beneficio neto de 1.582 millones de euros, un 38,5% más. “Este resultado demuestra la eficiencia en la gestión de la compañía ante las difíciles condiciones provocadas por la pandemia”, dijo la empresa. En términos subyacentes, bajarían un 13,7% interanual. Entre octubre y diciembre, las ganancias alcanzaron los 911 millones, frente a las pérdidas de 202 millones del mismo periodo de 2019.

TELEFÓNICA 3,75 1,56%

Los ingresos del cuarto trimestre cayeron un 12%, con un total de 43.076 millones en el conjunto del año, un 11% menos. El impacto del tipo de cambio fue de 3.138 millones y el del Covid, de 1.905 millones.

El oibda trimestral creció un 2,2% interanual hasta 3.751 millones, debido a una serie de factores registrados en el mismo periodo de 2019 (disminuye un 10,7% en 2020), por encima de las previsiones del mercado.

La compañía destacó la mejora de la parte final del año. En términos orgánicos, los ingresos del cuarto trimestre disminuyen un 2,0% interanual y el oibda, un 2,8% interanual, mejorando la tendencia secuencialmente en 2,2 y 5,4 puntos porcentuales, respectivamente, gracias a la recuperación en los cuatro mercados principales, España, Alemania, Brasil y Reino Unido y “a una actividad comercial dinámica”.

El oibda-capex creció un 20,5%, hasta 7.637 millones de euros, “gracias a la eficaz gestión de los gastos operativos y de la inversión durante la crisis del Covid-19”. En términos orgánicos, cayó un 0,9% interanual, dentro del objetivo de variación interanual establecido. El capex se redujo un 33,3%, y un 15,7% los gastos por operaciones.

En este marco, la deuda financiera neta se situó en 35.228 millones de euros al cierre del año, excluyendo arrendamientos, 2.516 millones menos que a final de 2019. La deuda, con arrendamientos, se situó en 41.697 millones. Eso sí, el ratio de apalancamiento pasó de 2,52 a 2,79 veces el oibda a causa del Covid y los tipos de cambio.

Pallete destacó que la capacidad de generar caja del grupo está intacta pese a la crisis. El flujo de caja libre alcanzó los 4.794 millones de euros en 2020, con una mejora del 13,2% en el cuarto trimestre.

Una vez cerradas la fusión de O2 y Virgin Media y la venta de las torres de Telxius a American Tower, la deuda de Telefónica bajará en 9.000 millones de euros, y quedará en 26.000 millones, según la teleco, que no precisó el ratio de apalancamiento posterior.

Los pagos de intereses bajaron un 32,1% por la reducción de la deuda y su coste, así como por el impacto positivo de las coberturas del tipo de cambio. El coste efectivo de los pagos de intereses se situó en el 3,07%. La teleco destacó que, pese al complejo entorno financiero provocado por la pandemia, mantiene una posición de liquidez, de 21.447 millones, que cubren los vencimientos de los dos próximos años.

 

Normas
Entra en El País para participar