Sánchez movilizará 11.000 millones en ayudas a empresas, pymes y autónomos

El nuevo paquete de estímulos, que se aprobará "en semanas", pondrá el foco en reforzar la solvencia de empresas que eran competitivas antes de la crisis con el foco puesto en el turismo, la hostelería, la restauración y el pequeño comercio

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene este miércoles durante la sesión de control en el Congreso de los Diputados.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene este miércoles durante la sesión de control en el Congreso de los Diputados. EFE

El Gobierno ha acabado por cifrar este miércoles la cuantía del nuevo paquete de ayudas que ultima impulsar “en las próximas semanas” para sostener la solvencia de las empresas más golpeadas por la crisis que ha causado la pandemia del coronavirus, a las puertas de que se cumpla un año del primer Estado de alarma decretado. Se tratará de "11.000 millones de euros" para asistir a "empresas, pymes y trabajadores autónomos", especialmente en sectores como "la hostelería, el turismo, la restauración o el pequeño comercio", ha detallado el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, durante su intervención inicial en el Pleno del Congreso de los Diputados.

“Me gustaría comunicarles una medida que vamos a adoptar en las próximas semanas desde el Gobierno de España y es que el ejecutivo va aprobar próximamente un paquete adicional de 11.000 millones de euros para nuevas actuaciones para empresas, pymes y trabajadores autónomos”, ha anunciado.

“Es una cantidad importante de recursos para seguir apoyando durante las duras semanas que todavía tenemos por delante para definitivamente aprobar la pandemia a sectores que crecían antes de la pandemia, que eran competitivos y que lógicamente ahora se encuentran en una situación extremadamente compleja como es el sector turístico, la hostelería, la restauración o el pequeño comercio, entre otros”, ha detallado Sánchez.

El objetivo de esta nueva inyección es el de “reforzar la solvencia de sus balances y que puedan así retomar su actividad económica, hacer las inversiones necesarias y contratar a los trabajadores y trabajadoras que requieren para iniciar en plenitud la actividad económica”, ha defendido Sánchez, asegurando que “no solamente queremos salvar a empresas y empleos, queremos reforzar esas empresas y empleos, queremos crear nuevas empresas y empleos”.

El plan está siendo diseñado por la vicepresidencia de Asuntos Económicos que lidera Nadia Calviño y que baraja diferentes medidas. La más sonada es la aplicación de quitas sobre la financiación avalada por el Instituto de Crédito Oficial, que ha ofrecido 140.000 millones de euros en garantías. Una vía en la que el Ejecutivo sigue negociando con la banca qué parte del peso recaería en las arcas públicas y cuál en la banca.

El Gobierno estudia, sin embargo, opciones alternativas y complementarias como la inyección de ayudas directas propiamente dichas o la aportación de instrumentos híbridos que refuercen temporalmente el capital de las compañías más castigadas por la pandemia pero con potencial para seguir siendo viables una vez que la lo más duro de la crisis quede atrás.

Fuentes del Ejecutivo consultadas por este diario aseveran que la naturaleza final de los estímulos que se desplieguen por estos 11.000 millones de euros no están todavía cerrados y solo se anunciarán cuando el plan llegue al Consejo de Ministros, previsiblemente a lo largo del mes de marzo, como viene anticipando la propia Calviño.

El anuncio de Sánchez llega solo unas horas después de que la Comisión Europea haya dado luz verde definitiva al nuevo marco de ayudas públicas dibujado por el Ejecutivo, que aprovechará la suspensión de algunas de las limitaciones comunitarias en este campo para seguir apoyando a la economía durante 2020.

Durante su discurso, Sánchez ha recordado que, desde el inicio de la pandemia, el Ejecutivo ha movilizado recursos por el 20% del PIB en “un ejercicio de protección nunca antes visto”. El listado incluye la financiación bancaria facilitada a través de los avales públicos del ICO; el sistema de protección de empleo de los ERTE, la prestación de cese de actividad para los autónomos o las transferencias extraordinarias a las comunidades autónomas, en cuyas mano se había dejado hasta ahora la posibilidad de ofrecer ayudas directas a empresas por su mayor conocimiento del tejido productivo de su entorno, defiende el Gobierno.

“Sólo el pago de los salarios de los ERTEs y las prestaciones asciende a unos 40.000 millones de euros de ayudas directas”, ha ilustrado Sánchez, recordando que además se han inyectado 24.000 millones de euros a las regiones.

Admisión de errores y esperanza en las vacunas

La desescalada. Durante su discurso ante el Pleno del Congreso de los Diputados de este miércoles, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha admitido que la desescalada de la primera ola del coronavirus fue demasiado rápida y ha considerado que eso es una lección para que todo el mundo asuma como propio el reto de evitar una cuarta ola. El presidente del Gobierno ha asumido ese error y ha señalado que, viendo los sucedido con cierta perspectiva, hubo un desescalada tras la primera ola demasiado rápida y apremiados por la necesidad de reactivar la economía y remediar la fatiga emocional. “La cogobernanza, que ha funcionado bien en todos los ámbitos, pudo funcionar mejor en esa primera desescalada”, ha añadido. Tras subrayar que le habría gustado más unidad entre los grupos para aprobar el nuevo estado de alarma y hacer frente a la evolución de la pandemia, ha resaltado que hay que aprender de los aciertos y errores y así evitar fallos futuros. Por eso ha apelado a la prudencia como un deber cívico y político, ya que ha dicho que se corre el riesgo de que la llegada de las vacunas nos relaje antes de tiempo y haya una cuarta ola que hay que evitar. "Todos debemos asumir como propio el reto de evitar una cuarta ola", ha insistido el jefe del Ejecutivo.

El plan de vacunacion. Por otro lado, Sánchez ha informado de que el Gobierno ha ejecutado ya la compra de 136 millones de dosis de la vacuna contra el Covid-19 procedentes de cinco farmacéuticas (Pfizer, AstraZeneca, Moderna, Janssen y Curevac). Ha informado además de que se han movilizado 9,98 millones de euros para apoyar a más de una decena de proyectos de investigación en España sobre la vacuna, de los que 4,77 millones los aporta el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CeDETI). “Podemos sentirnos muy orgullosos de nuestra investigación”, ha subrayado Sánchez ante los proyectos que están en marcha por parte de diferentes entidades y equipos. El jefe del Ejecutivo se ha mostrado convencido de que 2021 va a ser "el año de la vacunación y de la recuperación económica y social", y mostró su confianza en lograr el “objetivo muy ambicioso” de que el 70% de la población esté vacunada antes de que acabe el verano, puesto que estima que “España recibirá el cuádruple de vacunas el próximo trimestre”.

Normas
Entra en El País para participar