Resultados de 2020

Almirall hunde su beneficio un 30% por la entrada de genéricos y el Covid-19

El laboratorio del Ibex 35 se dejó un 10,3% en ingresos totales

Jorge Gallardo, presidente de Almirall.
Jorge Gallardo, presidente de Almirall.

Almirall vio recortados el año pasado sus ingresos y sus resultados debido a la pandemia de Covid.19, la entrada de genéricos en EE UU que compiten con su fármaco dermatológico Aczone y por la reducción de los pagos provenientes de AstraZeneca, compañía a la que vendió su negocio respiratorio en 2014, según informó este lunes la empresa a la CNMV.

El laboratorio del Ibex 35 se dejó un 10,3% en ingresos totales. De ese flujo, las ventas de su productos cedieron un 5,4%, hasta los 807 millones de euros y la partida de otros ingresos se hundió un 87,2% hasta los 7,1 millones, debido a la esperada reducción de flujos por hitos comerciales provenientes de AstraZeneca. En el caso del resultado neto normalizado, la caída es del 30,1%, ya que el laboratorio encabezado por la familia Gallardo ganó 95,1 millones.

Aun así, los resultados de la farmacéutica catalana mejoran las previsiones recogidas por Bloomberg, ya que el consenso de mercado calculaba 235,9 millones de ebitda y lo ha superado quedándose en 238,3 millones. Igualmente, las ventas netas mejoran en casi tres millones desde los 804,8 millones en previsiones.

Respecto a las previsiones para 2021, la empresa indica que las ventas netas de su negocio core tendrán un crecimiento de un dígito y el ebitda se situará entre los 215 y los 235 millones de euros. Asimismo señala el compromiso de "mantener un dividendo regular para el accionista".

"2020 ha sido un año complejo debido al impacto del Covid-19 y la entrada de genéricos de Aczone, sin embargo, hemos cumplido las últimas estimaciones financieras", explica Mike McClellan, consejero delegado interino y director financiero de la compañía. "La pandemia ha creado una situación sin precedentes", añade.

El laboratorio indica en su presentación de resultados que la dermatología médica -su principal negocio- es la que más impactada ha estado por el Covid-19. Por eso, señala que las ventas de su producto Skilarence se reducen por la pandemia y por las restricciones impuestas de controles sanguíneos.

La mejora futura del editda, según la empresa, provendrá de nuevos productos como lebrikizumab (para dermatitis atópica), que está en fase III de ensayos con pacientes (la última antes de solicitar la autorización de comercialización) y cuyos resultados están previstos este primer semestre de año. Ese empuje provendrá también de Klisyri (queratosis atópica), lanzado en febrero en EE UU y que está a la espera de su aprobación en la UE para poder comercializarlo en el segundo semestre. Además, la empresa ha iniciado un estudio en fase III de Seysara (acné) en China, que podría venderse en ese país a partir de 2023, y ha adquirido los derechos de Wynzora (frente a la psoriasis) para los mercados de la UE.

La farmacéutica catalana se ha centrado en los últimos años en el área de dermatología médica, renovando su pipeline de productos experimentales, de la mano del belga Peter Guenter como CEO, que abandonó la compañía en diciembre para marcharse a Merck. A inicios de febrero, Almirall avanzó que su sustituto que se incorporará en los próximos días será el italiano Gianfranco Nazzi, hasta ahora vicepresidente ejecutivo para mercados internacionales de la compañía israelí Teva.

Sobre la remuneración de Guenter el pasado año, su último ejercicio completo como CEO, recibió 1,78 millones de euros entre su sueldo y otros incentivos, prácticamente la misma retribución que el año anterior. En el caso del presidente Jorge Gallardo recibió 350.000 euros.

En dermatología, las ventas de la empresa en 2020 cayeron desde los 398,8 millones a 320,6 millones (20% menos), con una fuerte caída de ingresos de Aczone en EE UU, un 74% inferior, debido a la entrada de genéricos entre la competencia. Es precisamente el mercado estadounidense el que arrastra la facturación, ya que cae un 48%. En el lado contrario, la innovación Ilumetri (psoriasis) disparó sus ingresos en Europa un 124%, hasta los 43,9 millones. En total, en el Viejo Continente la empresa mejora un 3% los ingresos, hasta los 228,3 millones.

Aun así, es su veterano producto Ebastel, frente a las alergias y fuera de su negocio de dermatología, el que más ingresos aportó de nuevo el pasado año, con 57,5 millones de euros (un 5% menos). Por otro lado, la compañía ha anunciado que ha cambiado de auditor. KPMG se encargará de auditar sus cuentas entre 2021 y 2023, en sustitución de PwC.

EP

El consejo de administración de Almirall someterá al visto bueno de la junta general de accionistas, prevista para el próximo 7 de mayo, el nombramiento de KPMG como nuevo auditor de sus cuentas desde este mismo año y hasta 2023, en sustitución de PwC.

La empresa ha decidido seleccionar a la firma presidida por Hilario Albarracín tras cumplir PwC los 10 años como auditor y tener que rotar en aplicación de la regulación en materia de auditoría en caso de empresas de interés público.

Los honorarios de auditoría que obtuvo PwC en 2020 por su labor en Almirall alcanzaron los 650.000 euros.

Con esta decisión, la empresa farmacéutica se suma a otros grupos como Naturgy o IAG, que decidieron en 2020 cambiar de auditor para las cuentas anuales del ejercicio 2021.

KPMG es la firma que más empresas de Ibex revisará en 2021 con un total de 14: Acciona, ACS, Aena, Almirall, BBVA, Banco Sabadell, Bankia, Endesa, Grifols, Iberdrola, IAG, Mapfre, Naturgy y Red Eléctrica.

Normas
Entra en El País para participar