Bebidas

Osborne lanza la ginebra Nordés en EE UU y quiere triplicar su tamaño en cuatro años

Pondrá a la venta su ginebra prémium en 11 grandes ciudades del país

Osborne lanza la ginebra Nordés en EE UU y quiere triplicar su tamaño en cuatro años

Osborne quiere hacer crecer su ginebra prémium Nordés, uno de los productos revelación de su portfolio desde que la comprara en 2015 a sus fundadores con el objetivo de hacerla crecer dentro de su ecosistema distribuidor. Algo que ha hecho en el último lustro y que pretende intensificar, abriendo nuevos mercados para la marca gallega.

El siguiente en la lista no es otro que EE UU. Osborne lanzará Nordés en uno de los grandes mercados mundiales de los espirituosos entre finales de marzo y principios de abril, y lo hará en 11 de sus principales ciudades: Nueva York, San Francisco, Los Ángeles, Chicago, Washington, Miami, Boston, Atlanta, Denver, Connecticut y Maryland. Algo que llevará a cabo a través de un distribuidor local que ya trabaja con parte de los vinos de Osborne y que los lanzará en el mercado hostelero, como describe el consejero delegado de Osborne, Fernando Terry, a CincoDías.

“El principal objetivo va a ser dar a probar el producto, que los consumidores puedan acercarse a la marca y crear una conexión con ellos. El mercado estadounidense es enorme y siempre es apetecible probar”, explica. Nordés alcanzará la treintena de países donde ya puede consumirse, aunque su foco estratégico está en Alemania, Italia y Reino Unido a nivel europeo, además de China y Brasil, donde empezó a llegar el año pasado y donde Osborne tiene fuerza propia de distribución.

“El desarrollo internacional de Nordés está pujante. Los resultados en Brasil y China son esperanzadores. El objetivo global para esta marca es convertirla en una ginebra global y tenemos que ir poco a poco”, dice Terry, que reconoce que es una meta ambiciosa, pero posible por el potencial de la marca. “Dentro de nuestro portfolio es la que más potencial tiene. Cuando empezamos a llevarla a nuevos sitios y vemos cómo se consolida y busca su hueco, por qué no pensar que pueda crecer”, analiza.

En la actualidad, alrededor del 25% de las ventas de Nordés son en el exterior, y de esa cantidad el 90% se genera en Alemania, Italia y Reino Unido. El objetivo es que EE UU permita alcanzar el 30% de exportación en 2030, aunque antes hay otros objetivos. “Esperamos de aquí a cuatro o cinco años vender fuera lo que ahora vendemos en España, unas 60.000 o 70.000 cajas. Eso supondría triplicar o incluso cuadriplicar su tamaño actual”, dice Terry.

Osborne compró Nordés en 2015 a sus fundadores Xoán Cannas y José Luis Méndez, después de que el boca a boca disparara su popularidad. En apenas dos años de vida esta ginebra gallega, que contiene uva de albariño en su composición, ya facturaba más de tres millones, y el crecimiento ha continuado.

A 31 de enero de 2020, fecha de cierre del ejercicio 2019, había facturado 11,2 millones, un 15% más, generando un beneficio de 2,6 millones, según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

Una tendencia que la pandemia ha parado. Terry estima que durante 2020 las ventas de Nordés cayeron cerca de un 28% por su implantación en la hostelería, aunque a nivel de cuota, dice el consejero delegado de Osborne, creció y lidera la categoría entre 20 y 30 euros. Además, la venta a través de Amazon creció un 300%.

Normas
Entra en El País para participar