Banca

CaixaBank mantiene a sus directivos en el nuevo comité de dirección y suma tres de Bankia

El comité de dirección de la entidad resultante de la fusión de las dos excajas contará con 14 miembros y estará encabezado por Gonzalo Gortázar

CaixaBank pulsa en la foto

El consejo de administración de CaixaBank aprobó ayer el nuevo comité de dirección de la nueva entidad resultado de su fusión por absorción de Bankia. Como ya adelantó este periódico, el número de miembros de este comité es de 14, encabezado por Gonzalo Gortázar, consejero delegado de la entidad y encargado de presidir este organismo, y de reportar directamente al consejo de administración.

El actual presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, será presidente de la nueva CaixaBank, que a partir previsiblemente de marzo se convertirá en el mayor banco del mercado español. El banquero, no obstante, perderá funciones ejecutivas en su nuevo cometido, aunque tendrá bajo su responsabilidad las direcciones de comunicación, auditoría interna y secretaría del consejo, tres divisiones en las que se sientan directivos procedentes de CaixaBank.

En el comunicado difundido ayer, queda claro que el primer ejecutivo de la entidad será Gortázar. Aunque Bankia ha logrado colocar a tres de sus directivos en el nuevo comité de dirección, un comité en el que CaixaBank mantiene a sus 11 ejecutivos como hasta ahora. De esta forma, CaixaBank controlará el 78% del comité de dirección.

Así, además del CEO se sentarán en el máximo órgano directivo de CaixaBank Juan Alcaraz, director general de negocios, con lo que se mantiene como número tres de la institución. Xavier Coll, será director general de recursos humanos, aunque este directivo dejará su cargo en enero de 2022, y será sustituido por David López, procedente de Bankia.

Jordi Mondéjar será el director general de riesgos; Iñaki Badiola, director de CIB & International Banking; Luis Javier Blas, será el nuevo director de medios de la entidad fusionada. Matthias Bulach tendrá bajo su dirección contabilidad y control de gestión y capital; Manuel Galarza será el responsable de cumplimiento y control, mientras que María Luisa Martínez se mantiene en el puesto de directora de comunicación y relaciones institucionales, aunque ahora dependerá de Goirigolzarri.

Javier Pano, será el director financiero, Marisa Retamosa, directora de auditoría interna también reportará a Goirigolzarri a partir de la integración.

Eugenia Solla, procedente de Bankia, será el nuevo director de sostenibilidad. Javier Valle, director de seguros y Óscar Calderón será el secretario general y del consejo, quien estará bajo el paraguas del nuevo presidente, una vez vez que Jordi Gual deje su cargo en CaixaBank el próximo mes si al final se cumple el calendario que maneja la entidad.

De los tres directivos procedentes de Bankia David López es el que ostentará el cargo más destacado, ya que en el organigrama solo hay tres direcciones generales, y él ocupará una de ellas a partir de 2022.

De esta forma, de la cúpula de CaixaBank, formada por 15 miembros si se incluye a Goirigolzarri, aunque no esté en el comité de dirección, Bankia ha colocado en las primeras filas de la entidad a cuatro ejecutivos, lo que supone un 27% del total del primer escalafón de directivos, prácticamente el mismo porcentaje que el peso que tiene la entidad de origen madrileño en el nuevo banco fusionado.

Además, algunas fuentes destacan el hecho de que Goirigolzarri tendrá bajo su responsabilidad tres direcciones que están ocupadas por ejecutivos de de CaixaBank.

De esta forma, el reparto de la cúpula se ha impuesto una estructura casi espejo de la presencia accionarial final del banco fusionado, donde los actuales accionistas de CaixaBank contarán con el 74,2% del capital y los de Bankia con el 25,8%, con una participación del Estado a través del FROB del 16,1%.

Este nuevo organigrama tiene aún que pasar por su ratificación en un próximo consejo resultante ya de la fusión.

Se prevé que la fusión se materialice en las próximas semanas, antes de que finalice el primer trimestre de este año, tras recibir todas las autorizaciones. La integración operativa se producirá antes de fin de año.

Según Gortázar, el nuevo equipo es “el que la entidad necesita para hacer frente a los grandes retos a los que el sector se enfrentará en los próximos años”. Por su parte, Goirigolzarri expresó su deseo de que “la fusión se materialice cuanto antes y que el nuevo equipo empiece a trabajar unido en el proyecto que da lugar a la mayor entidad financiera en España”.

El diseño del nuevo organigrama de CaixaBank tiene lugar además después de que hayan decidido cerrar etapa por concluir la labor para la que llegaron a Bankia cuatro de sus principales ejecutivos: el consejero delegado, José Sevilla; la responsable de comunicación y relaciones externas, Amalia Blanco; Miguel Crespo, de secretaría; y Antonio Ortega, responsable de la dirección de medios en la entidad.

Antes había dejado el banco el director financiero, Leopoldo Alvear, que ha sido fichado por Banco Sabadell para el nuevo equipo que está conformando su nuevo consejero delegado, César González-Bueno.

 

Normas
Entra en El País para participar