Servicios financieros

El navegador Opera lanza la fintech Dify y la estrena en España

Ofrece inicialmente un servicio de ‘cashback’ para los 50 millones de usuarios europeos del ‘browser', un monedero y una tarjeta de débito digital de Mastercard

Alessio Oliva, responsable de Opera en España.
Alessio Oliva, responsable de Opera en España.

Opera, uno de los principales navegadores del mundo, con 380 millones de usuarios activos mensuales (50 de ellos en Europa), lanza hoy su fintech Dify y ha elegido España como país piloto para su estreno. La compañía busca con este movimiento un doble efecto, según cuenta a CincoDías Alessio Oliva, responsable de Opera en España, por un lado, enriquecer la experiencia de los usuarios de su navegador al asociarle un servicio financiero y, por otro, que esta nueva oferta impulse la base de usuarios del conocido browser. Actualmente, Opera es el quinto navegador mundial, con una cuota en Europa de alrededor del 4%, aunque hay países como Alemania y Polonia donde es algo mayor.

La fintech, que quiere capitalizar la base de usuarios que tiene Opera, ofrece inicialmente un servicio de cashback (reembolso de dinero) para las compras por internet que hagan los usuarios de este navegador y un monedero (Dify Wallet) donde acumular y poder gastar el dinero ahorrado.

La compañía también lanza una app que incluye una cuenta corriente y una tarjeta de débito virtual gratuita emitida por Mastercard, que permitirá realizar pagos por internet y en comercios físicos a través de Google Pay. Pronto también se podrá pagar en tiendas físicas a través de Apple Pay.

Para lanzar el servicio de cashback, de momento solo disponible para PC (más adelante se podrá usar con los navegadores móviles de la compañía), Opera ha sellado acuerdo con más de 70 comercios, entre ellos Nike, Sephora, Asos y La Casa del Libro. La lista se irá ampliando. Los usuarios que decidan pagar con la tarjeta Dify recibirán un reembolso adicional.

“Con Dify, entramos en el mundo fintech complementando el uso del navegador como puerta de entrada al comercio electrónico. Los usuarios de Opera tendrán acceso a un nuevo modo de compra inteligente, pues además de proporcionarles acceso al servicio de cashback ofreceremos una mayor protección de sus datos mediante la desactivación de las extensiones de terceros”, continúa Oliva, que defiende que están revolucionando el mercado, al potenciar la cohesión entre un navegador y un monedero digital, “con el objetivo de mejorar la experiencia de compra de los usuarios y también hacerla más atractiva económicamente”.

Dify arranca en España en versión beta, con la idea de recibir el feedback de los usuarios e ir mejorando el servicio. En España, el navegador de la compañía suma más de un millón de usuarios, con un perfil, dicen, que cuadra con el que persigue Dify: personas conocedoras del mundo digital y abiertas a probar nuevos productos fintech.

Opera, con 25 años de historia, planea incluir en Dify más servicios como gestión de ahorros, crédito, inversión o servicios ligados a las criptomonedas, y planea escalar la oferta a toda Europa, aunque de momento no avanza un calendario. “Este año está previsto lanzarlo en otros países, pero cuáles dependerá de estudios internos que hagamos”, señala Oliva, que justifica la elección de España como país piloto “porque este es un país con un alto uso de los pagos digitales”.

La compañía tiene una oficina en Barcelona, desde donde gestiona la operativa local, aunque Dify, al ser una división de Opera, cuenta con el apoyo de diferentes departamentos de la compañía (desarrollo, legal y marketing, entre otros).

Opera, que cotiza en el Nasdaq y tiene a Kunlun Group (cotizada en la bolsa de Shenzen) como principal accionista, lanza la nueva fintech después de adquirir el pasado año la startup estonia Pocosys, que ya contaba con licencia europea de pagos online. La firma igualmente anunció en julio de 2020 una inversión y un acuerdo para adquirir el 100% de Fjord Bank, una operación que será clave para los servicios futuros que quieren lanzar. Su apuesta por el sector financiero llevó también a la compañía el pasado septiembre a unirse a la Asociación de Pagos Emergentes de la UE.

Normas
Entra en El País para participar