Energía

Iberdrola y Porcelanosa se alían en proyectos de hidrógeno verde para la industria cerámica

Alcanzan un acuerdo para optimizar los consumos energéticos y reducir la huella de carbono

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola.
Ignacio Galán, presidente de Iberdrola. EP

Iberdrola y Porcelanosa han alcanzado un acuerdo para trabajar juntas en proyectos de electrificación y producción de hidrógeno verde con el objetivo de descarbonizar la industria cerámica. Ambas compañías estudiarán en las instalaciones centrales de Porcelanosa la aplicación de soluciones como las bombas de calor de alta temperatura de máxima eficiencia en los secaderos, así como el uso combinado de energía renovable y el suministro de hidrógeno verde como sustituto de combustibles fósiles en atomizadores y hornos híbridos.

De esta forma, la energética presidida por Ignacio Galán acompañará a Porcelanosa en su plan de descarbonización, ya que todas las soluciones energéticas y los consumos de las plantas de la compañía procederían de fuentes de energía libre de emisiones de CO2. Además, está estudiando la construcción de una planta fotovoltaica de autoconsumo en sus instalaciones.

El pasado mes de noviembre Iberdrola presentó un plan de inversión de 75.000 millones de euros hasta 2025 con el objetivo de duplicar su capacidad renovable y aprovechar las oportunidades de la transición energética que afrontan las principales economías del mundo. En concreto, las inversiones en España ascenderán a 14.300 millones. De esa cantidad, la mitad (más de 7.000 millones) irán destinadas al desarrollo de nuevos proyectos renovables, mientras que más de 4.500 millones irán dirigidos a redes eléctricas.

En lo que respecta al desarrollo del hidrógeno verde, Iberdrola ha diseñado 53 proyectos que movilizarán una inversión de 2.500 millones de euros para instalar en los próximos años una potencia de más de 1 GW de electrolizadores en España. Las iniciativas presentadas por Iberdrola se distribuyen en cuatro áreas de desarrollo: fertilizantes, movilidad, proyectos industriales y cogeneraciones, y estarían diseminadas en 15 comunidades autónomas.

Y es que, aunque el desarrollo del hidrógeno verde aún está dando sus primeros pasos, ha desatado una carrera entre las energéticas debido a su potencial en procesos industriales como sustituto de combustibles fósiles y en el transporte pesado.

Normas
Entra en El País para participar