Madrid atrasará el toque de queda y el cierre de la hostelería a las 23:00 horas desde el próximo jueves

Zapatero remarca que el cambio se hará sólo si los contagios siguen bajando

Una camarera prepara un café en un bar
Una camarera prepara un café en un bar Europa Press

Madrid atrasará el toque de queda y el cierre de la hostelería a las 23:00 horas desde el próximo jueves, si los contagios de coronavirus siguen bajando, según ha anunciado esta mañana el viceconsejero de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, en rueda de prensa. El vicepresidente regional, Ignacio Aguado, adelantó el miércoles estas medidas aunque indicó este viernes como la fecha en que entrarían en vigor.

El Gobierno regional recuerda, además, que las mesas podrán tener cuatro personas como máximo en el interior de los bares y restaurantes y seis en terraza y que es "obligatorio" el uso "continuado" de la mascarilla en los interiores salvo en el momento de ingerir bebida o alimentos, así como "asegurar la ventilación adecuada de los establecimientos". Quedará prohibida la entrada en los locales a partir de las 22:00 horas.

Esta nueva ampliación de horarios también abarcará los cines y teatros, mientras que las reuniones de no convivientes tampoco serán permitidas.

Hasta entonces, la movilidad en Madrid continuará restringida a partir de las 22:00 horas y la hostelería deberá cerrar a las 21:00 horas. Zapatero ha remarcado que este cambio del toque de queda se aprobará solo si la tendencia de los contagios continúa en descenso. Sin embargo, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, lo ha dado por hecho, según ha publicado en Twitter. La incidencia acumulada en Madrid se sitúa en 625 casos por cada 100.000 habitantes por los 860 que registraba una semana atrás. En respuesta, el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha afirmado que, hoy por hoy, no se dan las condiciones para flexibilizar las restricciones en la Comunidad de Madrid.

Además, desde el próximo lunes, Madrid contará con 55 zonas básicas de salud (ZBS) y 14 núcleos urbanos cerrados de forma perimetral, por las 72 ZBS y las 29 localidades que había hasta ahora. En las áreas desde el lunes confinadas viven casi 1,4 millones de madrileños, el 20,7% de la población, y en ellas se concentra el 24% de los casos de contagios. El Gobierno autonómico sigue con su estrategia de limitar la movilidad por zonas básicas de salud.

Según ha informado la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, las siete nuevas zonas básicas de salud y el nuevo municipio que se incluye a la lista son: todo Torrejón de Ardoz, Moralzarzal y El Álamo. Además, se mantienen hasta el próximo 22 de febrero las restricciones en movilidad en Villaconejos, Camarma de Esteruelas, Estremera y Colmenar Viejo; así como la zona básica de salud de El Pozo del Tío Raimundo (Vallecas). En otras 24 zonas básicas de salud y 15 localidades se levantarán las restricciones de movilidad a partir del lunes.

En la capital de España continúan las restricciones de la movilidad en las ZBS de Pozo del Tío Raimundo (Puente de Vallecas), Andrés Mellado (Chamberí), Aravaca (Moncloa-Aravaca), General Moscardó (Tetuán), Jazmín (Ciudad Lineal); Montesa y General Oráa (Salamanca), y Alpes y Rejas (San Blas-Canillejas).

Por su parte, desde hoy, en Extremadura, la hostelería vuelve al trabajo en horario de 07:00 horas a 18:00 horas y se levanta el cierre perimetral en todos los municipios salvo en aquéllos de más de 3000 habitantes que tengan una incidencia del coronavirus mayor a 500 casos por cada 100.000 habitantes. En los bares y restaurantes podrá haber un máximo de cuatro personas por mesa y el consumo en barra estará prohibido.

Respeto a la justicia

Por otro lado, el lehendakari, Íñigo Urkullu ha confirmado hoy que los servicios jurídicos de su Gobierno no presentarán un recurso tras el fallo de la justicia vasca que permitió a la hostelería reabrir en Euskadi desde el miércoles. El presidente vasco ha asegurado que respeta la decisión del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, aunque no lo comparte ni lo entiende y ha advertido que el auto ignora "la realidad" y hace una interpretación "naíf" de la pandemia.

Además, Urkullu ha pedido por carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, los mecanismos legales necesarios dentro del actual estado de alarma para que las comunidades autónomas puedan adoptar sus decisiones para contener la pandemia con "garantías jurídicas". El Gobierno vasco no impondrá nuevas restricciones a los bares y restaurantes, mientras que se vuelve a permitir la movilidad entre municipios colindantes para actividades socioeconómicas y deportivas a partir del lunes.

Normas
Entra en El País para participar