El Banco de España advierte que el 40% de las empresas españolas tienen problemas financieros

Arce alerta de los problemas de solvencia de las pymes y pide medidas específicas para apoyarlas como inyecciónes públicas directas

Banco de España.
Banco de España.

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce, destacó este jueves que ante la crisis del Covid-19 "todas las palancas de política económica se han utilizado de manera ágil, certera y potente" tanto en el plano nacional como en el europeo, pero advirtió que en torno al 40% de las empresas españolas tienen dificultades para cubrir sus gastos financieros con sus resultados de 2020".

Así lo señaló durante su participación en la presentación del 'Informe Económico y Financiero" de Esade, en la que centró su intervención en el impacto que la epidemia ha tenido sobre la liquidez, la rentabilidad y la solvencia de las empresas españolas.

Para Arce, las actuaciones tanto en España como en el seno de la UE en materia fiscal para hacer frente a la crisis económica generada por la pandemia de Covid-19 han funcionado "de manera ágil, certera y potente", con medidas, apuntó, como los ERTE o los avales ICO. En este sentido, aseguró que desde Europa se han dado "ciertos pasos sin precedentes", y subrayó que "la política monetaria ha permitido tener unas condiciones de financiación holgadas".

En cuanto a los efectos de la crisis económica en el tejido empresarial español, indicó que el deterioro de la rentabilidad ha sido especialmente intenso en el caso de las pymes, de forma generalizada, pero especialmente en los sectores de hostelería, restauración y ocio y vehículos de motor", recoge Servimedia.

Por otro lado, en lo relativo a la presión financiera, Arce advirtió que su aumento "ha sido también muy notable", con un aumento de 27 puntos respecto a 2019 en el porcentaje de empresas que no pueden cubrir sus gastos financieros, situándose en torno al 40% de las empresas españolas y en torno al 75% en el caso de las empresas de hostelería y ocio.

En lo relativo a la insolvencia, Arce explicó que el Banco de España prevé un escenario más benigno en el que los efectos de la crisis no son permanentes para la mayor parte del tejido empresarial, en el que las empresas en insolvencia se situarían en torno al 14%, cuatro puntos por encima del 10% en el que este indicador se situaba en 2019; y un escenario más perverso, con efectos persistentes a futuro, en el que este porcentaje alcanzaría el 18%.

En cuanto al impacto de este aumento de las empresas insolventes en otros indicadores como el empleo o la deuda, Arce destacó que en cualquiera de los dos escenarios previstos es "más modesto" que en relación al número total de empresas, ya que "la mayor parte son empresas pequeñas que no arrastran demasiado empleo ni demasiada deuda".

Conclusiones

Entre las conclusiones del Banco de España sobre estas cuestiones, Arce afirmó que las políticas económicas han contribuido a mitigar los riesgos de liquidez, pero advirtió que la presión sobre la solvencia empresarial es uno de los principales retos, de forma que las medidas llevadas a cabo "han permitido que ese shock inicial de liquidez se sortease relativamente bien", pero que "conforme la crisis está siendo más larga y profunda", el foco de preocupación se desplaza de la liquidez a la solvencia.

Así, destacó que medidas como el fondo gestionado por la SEPI con 10.000 millones "permite recapitalizar empresas grandes estratégicas", pero que, por otro lado, "las empresas más pequeñas plantean retos específicos".

"Conviene analizar nuevas herramientas para canalizar recursos propios hacia las empresas de menor dimensión y facilitar reestructuraciones de empresas viables", apuntó Arce, que añadió que "se precisa una mejora en el funcionamiento de los procedimientos judiciales y extrajudiciales de insolvencias que redunden en una mayor eficiencia y agilidad y permitan que más empresas puedan proseguir su actividad".

Por último, Arce aseguró que con la crisis del coronavirus estamos antes "un shock de naturaleza temporal" y que "no hay nada que demuestre que no estamos ahí", por lo que confió en que "lo que nos viene por delante debería ser mejor de lo que estamos dejando detrás".

Posteriormente, recoge Europa Press, en el marco de la conferencia virtual sobre la evolución económica y financiera en España, organizada por el European Economics and Financial Centre, Arce defendió la posibilidad de impulsar mecanismos que faciliten la inyección de fondos públicos y privados en empresas con problemas de solvencia que sean viables, con instrumentos híbridos como préstamos participativos o deuda subordinada, así como subvenciones para las pymes.

Normas
Entra en El País para participar