Ford anuncia inversión de 24.200 millones en electrificación tras registrar pérdidas en 2020

El fabricante automovilístico estadounidense se anota unos números rojos de 1.070 millones

Logotipo de Ford.
Logotipo de Ford. EFE

Ford anunció una inversión de 22.000 millones de dólares (18.360 millones de euros) en el desarrollo de vehículos electrificados hasta 2025, "casi el doble de lo que la empresa había comprometido anteriormente", y otros 7.000 millones de dólares (5.842 millones de euros) en modelos autónomos.

"Estamos acelerando todos nuestros planes, rompiendo restricciones, aumentando la capacidad de la batería, mejorando los costes e incorporando más vehículos eléctricos a nuestra gama", señaló el presidente del consorcio estadounidense, Jim Farley.

Farley aseguró que la transformación de la compañía "ya está sucediendo" y que esta inversión total de 29.000 millones de dólares (24.200 millones de euros) le permitirá desarrollar nuevos modelos eléctricos y conectados.

La multinacional norteamericana informó de su despliegue económico para los próximos años durante la presentación de resultados del curso pasado, que arrojan unas pérdidas netas atribuidas de 1.279 millones de dólares (1.070 millones de euros), en comparación con los 47 millones de dólares (39 millones de euros) que ganó en 2019.

Los ingresos se situaron en 127.144 millones de dólares (106.088 millones de euros), un 18,4% menos en la comparativa interanua, mientras que las pérdidas operativas fueron de 4.408 millones de dólares (3.678 millones de euros), muy por debajo del beneficio operativo de 574 millones de dólares (479 millones de euros) que contabilizó un año antes.

Solo en Europa, se anotó unas pérdidas operativas de 834 millones de dólares (700 millones de euros), aunque el cuarto trimestre obtuvo un beneficio operativo de 414 millones de dólares (345 millones de euros), su dato trimestral más alto en el Viejo Continente en más de cuatro años.

Ford subrayó que sus resultados y su actividad productiva se vieron afectados "negativamente" por el contexto de la pandemia de coronavirus y alertó de que esta situación, además de la escasez de algunos componentes como los semiconductores, puede seguir afectando a la empresa durante 2021.

De cara a 2021, la marca estadounidense espera obtener un beneficio operativo de entre 8.000 y 9.000 millones de dólares (entre 6.675 y 7.510 millones de euros). "La situación de los semiconductores cambia constantemente, por lo que es prematuro tratar de dimensionar lo que la disponibilidad significará para nuestro desempeño en el año actual. En este momento estimamos que los proveedores podrían sugerir perder entre un 10% y un 20% de nuestra producción planificada para el primer trimestre", indicó el director financiero, John Lawler.

En este contexto, estima que la escasez de componentes podría hacer que su beneficio operativo se redujese entre 1.000 y 2.500 millones de dólares (entre 830 y 2.100 millones de euros).

Normas
Entra en El País para participar