Mercado de capitales

Santander capta 1.250 millones en su primera emisión senior preferred en año y medio

La demanda ha alcanzado los 2.750 millones

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín.
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. EFE

La actividad regresa al mercado de capitales con fuerza. Un día después de que Santander publicara los resultados de 2020 y una vez finalizado el black out la entidad sale en búsqueda de financiación en la que es su primera emisión en euros de 2021. La operación de este jueves se enmarca en la estrategia de financiación de la entidad para el presente ejercicio y que tendrá un enfoque especial en deuda sénior.

Santander ha captado 1.250 millones en deuda sénior preferred a siete años en la que es su primera operación de este tipo desde ocubre de 2019. En aquella ocasión la entidad vendió 1.000 mllones en deuda sénior preferred a siete años con la etiqueta verde. La demanda ha alcanzado los 2.750 millones, una buena muestra del interés que suscita el papel de la entidad entre los inversores. Esto ha permitido a la entidad rebajar el precio en 18 puntos básicos. La operación que partía con un diferencial de entre 70-75 puntos básicos sobre midswap (tipo de interés libre de riesgo) se ha cerrado con un spread de 52 puntos básicos. Los bancos colocadores encargados de llevar a buen puesto la operación son Natixis, Nomura, Crédit Agricole, Natwest, Commerzbank y Santander.

Según fuentes del mercado, se ha elegido el plazo de siete años para alargar el perfil de vencimiento de la deuda sénior preferred aprovechando las buenas condiciones del mercado. La nueva emisión permite a Santander avanzar en su cesta de activos que con capacidad de absober pérdidas y seguir ampliando el cumplimiento de los objetivos MREL a la vez que incluye la prefinanción de la deuda sénior preferred y sénior non preferred que pierde elegibilidad para absorber pérdidas.

En 2020 el grupo llevó acabo emisión en los diferentes mercados por importe de 30.000 millones de euros. Solo en el primer semestre del pasado ejercicio se vendió deuda por importe de 22.000 millones de euros, centrado fundamentalmente en los activos con capacidad de absorber pérdidas, de acuerdo a la información publicada por entidad. En la recta final del pasado ejercicio la apelación al mercado perdió fuerza y las colocaciones se redujeron a los 4.000 millones. Santander remarca que la posición de liquidez sigue siendo sólida. Su ratio de liquidez es superior a los requisitos mínimos y dispone de amplios colchones de liquidez en todas las unidades, según lo apuntado por la entidad en la presentación de su plan de financiación.

Normas
Entra en El País para participar