Explotación estratégica

La primera y única mina de coltán en Europa, tasada en 36 millones

Esa es la valoración que le concede la tasadora independiente GlovalValuation

Corta de la mina de Penouta, en una imagen de archivo.
Corta de la mina de Penouta, en una imagen de archivo.

La única mina de coltán en Europa se encuentra en Ourense y está valorada en 36 millones de euros. Así se desprende del informe de auditoría adjunto a las cuentas anuales de 2019 de Strategic Minerals Spain, la empresa que explota el proyecto minero en el Concello de Viana do Bolo.

En el documento, recientemente depositado en el Registro Mercantil, el auditor de la compañía detalla que en 2020 Strategic Minerals Spain ha sufrido una situación de “iliquidez, ERTE y paralización empresarial completa”, debido a la crisis provocada por la pandemia del Covid-19 y por ello “todavía no ha llegado al pleno rendimiento”.

No obstante, el auditor descarta que la empresa tenga problemas para continuar en funcionamiento debido a dos razones principales. En primer lugar, la posición de los socios para aportar la financiación necesaria, incluidas las ampliaciones de capital realizadas. Según los últimos estados financieros, Pacific Strategic Minerals poseía una participación del 70,51% en el capital, Highgrade Recursos el 13,74% y Sequoia Venture Capital el 15,75%.

En segundo lugar, el auditor detalla que “la valoración de la explotación minera principal, a fecha de mayo de 2020, por una sociedad independiente (GlovalValuation) ha sido tasada en más de 36 millones de euros”. Además, explica que el propio auditor especifica que, entre los procedimientos de auditoría realizados al respecto, se incluye la verificación de estos datos.

En lo que se refiere a la evolución de los estados financieros de la empresa, en 2019 (último ejercicio completo), Strategic Minerals Spain registró unas pérdidas de 4,2 millones de euros, ligeramente inferiores (-2,3%) a los 4,3 millones de números rojos registrados en 2018, año en el que la minera comenzó su producción. Por su parte, la cifra de negocios se elevó un 74% hasta los 2,96 millones de euros frente a los 1,7 millones registrados en 2018, ya que supuso un año de gran impulso a la producción.

No obstante, el patrimonio neto de Strategic Minerals Spain se redujo a más de la mitad, al pasar de 5,7 millones en 2018 a 2,2 millones en 2019 (-61,4%).

En el apartado de hechos posteriores, la compañía detalla que en 2020, debido a la pandemia del Covid-19 “han cambiado las condiciones geopolíticas y globales afectando así al precio de los metales que son objeto de explotación” y añade que “a pesar de haber entrado en ERTE y llevar más medidas, la actividad productiva sigue su curso”.

Impacto en la industria

Strategic Minerals Spain cuenta con el proyecto de la Mina de Penouta, en la que extrae estaño, tántalo y niobio (estos dos últimos minerales son los que conforman el coltán). Según explica la compañía a través de su página web, la mina tiene una vida útil estimada de entre 15 y 20 años y prevé una inversión de al menos 350 millones de euros durante los primeros 10 años de la mina. Igualmente, prevé la creación de 70 puestos de trabajo.

Se trata de un proyecto que ha acaparado buena parte de la atención de la industria que produce objetos electrónicos. Y es que, el coltán, que en realidad es un término coloquial que se usa para denominar la mezcla en proporción variable de tántalo y niobio, es un mineral relativamente escaso que forma parte de los minerales estratégicos para la Unión Europea por sus propiedades para fabricar la mayoría de los dispositivos electrónicos, desde smartphones a consolas de videojuegos. De hecho, es un mineral que se conoce como “oro negro”.

En febrero de 2020, la mina de Penouta anunció que, en colaboración con investigadores del CSIC, había conseguido, a partir de los minerales extraídos de la explotación, separar el niobio y el tántalo. Hasta entonces, la mina era capaz de obtener estos elementos de forma conjunta, pero al separarlo se logra obtener más valor a la hora de comercializarlos. La mina Penouta, en la aldea de Viana do Bolo, es la única en Europa en la que se explotan estos minerales estratégicos. Gracias a la investigación, el CSIC anunció que se han obtenido lingotes de niodio con una pureza del 97% y del tántalo al 99%.

Strategic Minerals revivió un antiguo yacimiento que Rumasa explotó hasta 1982. Concretamente en la actualidad explota balsas y escombreras de la anterior época para en los posteriores años incidir en la roca madre. En esta ubicación la empresa también obtiene estaño y otros minerales como cuarzo, feldespato y mica. Strategic Minerals sostiene que la capacidad de procesamiento de las antiguas balsas de residuos y escombreras es de un millón de toneladas de material de alimentación al año y el proceso se realizará durante los próximos 10 o 12 años.

Los clientes en gran parte son los fabricantes en China. Esta mina europea tiene una importancia estratégica como alternativa a la obtención de coltán de zonas con conflictos bélicos como Congo, y se suma a otras en Brasil o Australia.

Normas
Entra en El País para participar