Telefónica y Vodafone estrechan relaciones en los grandes países europeos

Firman nuevos acuerdos para compartir redes en Alemania y Reino Unido

Se extienden tanto a la banda ancha fija como al móvil

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, y Nick Read, CEO de Vodafone.
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, y Nick Read, CEO de Vodafone.

Telefónica y Vodafone están embarcadas en la actual tendencia que se vive en el sector de las telecomunicaciones de compartición de infraestructuras. Estas estrategias, destinadas a reducir costes y aumentar la cobertura con mayor rapidez, parecen haber llevado a ambas operadoras a confluir en nuevos acuerdos para compartir redes, tanto en el ámbito de la telefonía móvil como en la banda ancha fija.

El pasado miércoles, Telefónica O2, Vodafone y Three anunciaron un acuerdo en Reino Unido para construir y compartir 222 nuevos emplazamientos de telefonía móvil y mejorar la cobertura en distintas zonas rurales de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte. El contrato se encuadra en el programa Shared Rural Network, impulsado por el Gobierno y el regulador Ofcom, que prevé una inversión en estos ámbitos de hasta 1.000 millones de libras (unos 1.130 millones de euros).

De esta forma, se conseguirá que el 4G llegue, como mínimo, al 90% del territorio del Reino Unido, y en el caso de la cobertura agregada, al 95% de todo el país, en el 2026.

No es el primer pacto de relevancia entre ambos grupos en el mercado británico desde el comienzo de 2021. Vodafone y Telefónica establecieron un nuevo acuerdo en torno a CTIL, la división que agrupa sus emplazamientos de telefonía móvil en Reino Unido, para facilitar la monetización de estos activos.

Torres

Tras el acuerdo, Vodafone planea integrar su participación del 50% en Vantage Towers y mejorar su balance para atraer a los inversores de cara a la salida a Bolsa de esta nueva compañía, que agrupa todas sus torres en Europa. Telefónica, por su parte, maneja distintas opciones para su 50%, desde dar entrada a un inversor a una posible venta. Esta opción ha ganado relevancia tras su acuerdo con American Tower para la venta de las torres de Telxius por 7.700 millones de euros.

En el mercado alemán, el mayor de Europa en número de clientes, Telefónica anunció en enero que había llegado a un acuerdo de colaboración con Vodafone para ampliar la cobertura y la calidad de la red de una forma rentable. El objetivo es mejorar la cobertura en los puntos ciegos de la red (white spots) instalando 6.000 nuevas torres en zonas rurales.

En el ámbito de la banda ancha fija, Telefónica anunció la pasada semana que comenzará la comercialización de los servicios utilizando la red de cable de Vodafone, en todos sus canales de venta en el país germano. Ambas telecos establecieron en 2019 un acuerdo mayorista de acceso a la red nacional de cable de Vodafone. Si hasta ahora Telefónica Deutschland llegaba a un total de 24 millones de hogares con cable, esta cifra aumentará en los próximos meses al beneficiarse de una mayor expansión de estas infraestructuras.

Además, el acuerdo de cable con Vodafone prevé velocidades de navegación de hasta 300 Mbps, una cifra que se puede incrementar en el futuro.

Colaboración en las nuevas redes Open RAN

Los acuerdos se han extendido a las nuevas tecnologías. Vodafone y Telefónica (junto con Deutsche Telekom y Orange) firmaron en enero un MoU para apoyar el despliegue de Open RAN al considerarla la tecnología de las futuras redes móviles. Las telecos buscan vías para impulsar el 5G y reducir la dependencia de grandes fabricantes como Huawei, Nokia y Ericsson.

Ambos grupos también tienen relaciones en el mercado español en la compartición de infraestructuras. Vodafone y Telefónica firmaron un acuerdo en 2017 (y que han renovado en julio de 2020) para que la filial británica en nuestro país pueda acceder a la fibra de Telefónica a cambio de un alquiler. Este acuerdo ahora seguirá vigente hasta 2024.

Normas
Entra en El País para participar