La gallina de los huevos de oro de Apple corre riesgo de desplume

Los servicios han sustituido al iPhone como su fuente principal de ingresos, pero tienen sus propios problemas

Tienda de Apple en Zúrich.
Tienda de Apple en Zúrich. REUTERS

Para Apple, el sustituto de la vaca lechera del iPhone es sin duda su negocio de servicios. La empresa tecnológica, con un valor de 2,4 billones de dólares, ingresó casi 16.000 millones de dólares en el último trimestre por cobrar a los clientes por el almacenamiento en la nube y por su parte de los pagos en su App Store.

El iPhone, la creación del antiguo jefe Steve Jobs, allanó el camino hacia un rompedor valor de mercado de 1 billón de dólares, ahora en el espejo retrovisor. La compañía dirigida por Tim Cook informó el miércoles de un récord de 111.000 millones de dólares en ventas totales en el trimestre que finalizó el 26 de diciembre, un 21% más que en el año anterior.

La racha de crecimiento se debió en parte a un aumento del 24% en los ingresos por servicios. Las fiestas, los nuevos teléfonos 5G y un repunte de las ventas en China impulsaron también la demanda del iPhone.

No se trata de un aparato nuevo y revolucionario, pero enganchar a la gente con suscripciones recurrentes y demás es una buena manera de mantener la máquina de dinero en marcha.
Digamos que los ingresos por servicios aumenten un 11% anualmente desde el último año completo de Apple, una ralentización del ritmo actual según sugiere la firma de investigación Trefis. Demos a la unidad de telefonía móvil el beneficio de un crecimiento del 5%, más débil que el último trimestre pero más fuerte que los últimos años completos. Supongamos un margen bruto de alrededor del 66% para los servicios, frente a algo más del 30% para los teléfonos. Con estas estimaciones, los servicios podrían generar más beneficios brutos para Apple que los iPhone en 2024.

Por desgracia, sin embargo, los legisladores están rondando el dominio de Apple sobre su App Store. También hay presiones de terceros, como Spotify Technology y el productor del videojuego Fortnite, Epic Games, sobre la parte de los pagos que recibe el gigante tecnológico. Y los ingresos que obtiene de Google para que sea el motor de búsqueda por defecto en el iPhone también son un objetivo de los antimonopolio.

Una cara nueva en la Casa Blanca y el control demócrata del Congreso estadounidense no ayudarán a la causa de Apple, dado que la frustración con las grandes tecnológicas es bipartidista. Los servicios pueden ser la nueva gallina de los huevos de oro de Apple, pero corre el riesgo de que la desplumen.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías