Infraestructuras

Illa se llevará al presidente de Aena como vicepresidente económico si alcanza el Gobierno de Cataluña

El candidato avanza el fichaje de Maurici Lucena a través de su cuenta en Twitter

El presidente de Aena, Maurici Lucena.
El presidente de Aena, Maurici Lucena.

El presidente de Aena, Maurici Lucena (Barcelona, 1975), volverá a la primera línea de gestión política en Cataluña si el PSC se alza con el Gobierno de la Generalitat. El efecto Illa no se ha detenido con su candidatura sorpresa a la presidencia catalana y esta mañana ha anunciado, a través de su cuenta en Twitter, que cuenta con Lucena como vicepresidente económico. Esto es, de facto, poner nombre al que sería su número dos.

"Hoy os anuncio que el vicepresidente económico de mi Gobierno será Maurici Lucena", ha transmitido Illa a través de las redes sociales solo un día después de traspasar la cartera de Sanidad a Carolina Darias.

Aena, por su parte, ha reconocido ante la CNMV que su presidente y consejero delegado "ha aceptado la propuesta del candidato a la Presidencia de la Generalitat de Catalunya, Salvador Illa Roca, de integrarse eventualmente en su equipo de gobierno si fuera designado President de la Generalitat por el Parlament".

Desde el PP comienza a criticarse el posible nombramiento de Lucena tras la gestión de la borrasca Filomena en Barajas

El uso del condicional es clave. De momento, el acuerdo es que Lucena deje Aena si Illa gana los comicios y es capaz de formar Gobierno. Hasta el momento en que se conozca el resultado electoral, se configure el Ejecutivo y se produzca el nombramiento, Maurici Lucena "continuará desempeñando sus funciones como presidente y CEO de la compañía con dedicación exclusiva".

Aena ha señalado que el cargo al que aspira su primer ejecutivo es el de Vicepresident económico y Conseller de Economía y Hacienda. En un principio, no se espera su aparición en la campaña electoral catalana.

Primeras críticas

Maurici Lucena estará al 100% al frente de Aena, como Illa dijo que estaría gestionando la pandemia en el Ministerio de Sanidad, una vez que fue designado candidato a la Generalitat, hasta su dimisión. Habrá que ver si el mercado aprecia incertidumbre sobre el cargo de primer ejecutivo de la empresa de aeropuertos o si hay quejas entre los accionistas privados por el hecho de que el presidente de Aena pueda tener la cabeza en la campaña electoral catalana.

El exministro ha cambiado de ocupación en un momento clave de la crisis sanitaria, con la ralentización de la campaña de vacunación y la tercera ola de contagios golpeando con fuerza. Y Lucena, nombrado por el Gobierno, que controla el 51% del capital de Aena a través de la estatal Enaire, saldría de la compañía en medio de la peor crisis de tráfico que recuerdan los aeropuertos españoles.

Se da por descontado que la oposición va a dar batalla. "Tras su gestión en el aeropuerto de Barajas durante la borrasca Filomena, no quiero pensar lo que haría Maurici Lucena dirigiendo la economía de Cataluña", ha criticado Andrés Lorite, diputado del PP y miembro de la Comisión de Transportes en el Congreso de los diputados.

Dos años y medio de mandato marcados por la pandemia

AENA SA 141,05 1,73%

Maurici Lucena, economista ligado al PSC e integrante del equipo económico de Sánchez desde finales de 2015, entró en Aena en julio de 2018 en sustitución de Jaime García Legaz. La compañía estaba saneada, cotizaba en Bolsa con un 51% del capital en manos del Estado y su reto era mantener la pujanza de los aeropuertos españoles ante la reanimación de otros destinos turísticos o la desaceleración económica.

En plena tarea para colocar España en el mapa de las aerolíneas asiáticas, ampliar Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, o sacar provecho a los terrenos vírgenes en el perímetro de los mayores aeropuertos de la red con un macroplan inmobiliario, ha sido la pandemia de la Covid-19 la que ha frenado cualquier desarrollo y ha puesto a prueba la gestión de Aena.

Lucena, economista ligado al PSC e integrante del equipo económico de Sánchez desde 2015, ha pasado por el CDTI, Isdefe o el Sabadell

El fichaje de Salvador Illa es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, y continuó su formación superior durante dos años con un máster en Economía y Finanzas en el Centro de Estudios Monetarios y Financieros (Cemfi), organismo adscrito al Banco de España. Su incursión en política se produjo hace 17 años, cuando apenas contaba 29 años, formando parte de Economistas 2004, equipo de trabajo liderado por el exministro de Industria Miguel Sebastián.

Con José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Gobierno, Lucena fue designado director general del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), entidad encargada de canalizar las solicitudes para apoyar iniciativas relacionadas con el I+D+i de las empresas españolas. Allí pasó seis años.

A partir de 2010 comienza su trayectoria en la Generalitat de Cataluña. Fue responsable del área económica del comité de asesores de José Montilla, pero el PSC fue castigado en las urnas y perdió nueve escaños desde los 37 conseguidos en 2006. Este fracaso electoral dio con Lucena en la vicepresidencia ejecutiva de Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España (Isdefe), donde permaneció hasta 2012.

Y de allí, al parlamento como portavoz del Grupo Socialista entre 2012 y 2015. Este último año abandonó la política para ingresar en Banco Sabadell. Primero se ocupó de la gestión patrimonial de la entidad, con 40 personas a su cargo. Posteriormente estuvo al frente del departamento de public policy.

La llamada de Pedro Sánchez en 2018 hizo que Lucena diera un salto en su carrera como presidente de una de las grandes del Ibex. La crisis sanitaria ha incidido en que estos dos años y medio no hayan sido un camino de rosas: Lucena cogió Aena con un valor de 157 euros por acción y hoy cotiza en 128,7. En estos momentos toca sobrevivir. Y a él, quizás, gestionar las finanzas y la hacienda catalana.

Normas
Entra en El País para participar