Google y los datos que recopila en los iPhone.
Google y los datos que recopila en los iPhone.

Las ‘apps’ de Google en la App Store siguen sin especificar qué datos recopilan

Dos meses después de la llegada de esta función.

Fue exactamente el pasado 8 de diciembre cuando Apple introdujo un elemento importante en la información de todas las aplicaciones disponibles dentro de la App Store, y es la que tiene que ver con todos los datos que recopilan y rastrean dentro de nuestro terminal. Una función extraordinariamente útil para los usuarios porque les permite decidir hasta qué punto quieren sentirse vigilados por una empresa desarrolladora.

Facebook, que es el paradigma de las compañías que más controlan lo que hacemos con nuestros terminales, tiene definido perfectamente todo lo que nos mira dentro del móvil por lo que, aunque sea mucho, no deja de ser transparente la sinceridad con la que nos lo recuerda. Ahora bien, si vamos a consultar el caso de Google, nos vamos a llevar una desagradable sorpresa.

Ni rastro en la mayoría de apps

Cuando vamos camino de cumplir dos meses desde el estreno de esta función, Google apenas ha introducido esa información de privacidad en sus principales aplicaciones. Solo hay que darse un paseo por la App Store de iOS (y iPadOS) para comprobar que Google Maps, Gmail, YouTube, Google Fotos, Google Drive, Calendario, Documentos, Hojas de cálculo, Google Assistant, Google Meet, Keep, Google Earth, Google Home o Presentaciones, entre otras, no tienen ningún apunte definido dentro de "Privacidad de la app", tal y como podéis comprobar en las dos capturas que tenéis justo debajo.

Información de privacidad de Google Maps y Gmail.
Información de privacidad de Google Maps y Gmail.

Solo hemos encontrado una honrosa excepción, que es la de Google Translator, que sí nos confiesa todo lo que mira o recopila: ubicación, contenido del usuario, datos de contacto, historial de búsqueda, identificadores, datos de uso, diagnósticos y otros datos como errores y rendimiento, suponemos, de la propia aplicación. Por lo que siempre podremos pensarnos si queremos seguir utilizándola dentro de nuestro terminal o buscar una alternativa menos invasiva.

Esta ausencia de información es llamativa en un momento en el que los usuarios están comenzando a tomar conciencia de la importancia de ceder sus datos a gigantes que más tarde los utilizan para vender publicidades, productos y servicios extraordinariamente personalizados. De ahí que próximamente Apple vaya a incorporar a sus iPhone y iPad una nueva herramienta que dejará en manos de los usuarios qué quieren compartir y qué no.

Esperemos, de todas formas, que Google actualice esa información en las próximas semanas para tener una idea más aproximada de todos los datos que recaba de nosotros por si, en un momento dado, tenemos la tentación de hacer algo parecido a lo ocurrido con WhatsApp y la mayor "migración de la historia" provocada por esas nuevas políticas de uso.

Normas
Entra en El País para participar