_
_
_
_
Editorial
Es responsabilidad del director, y expresa la opinión del diario sobre asuntos de actualidad nacional o internacional

Naturgy, primer ensayo crítico de operaciones pospandemia

Las mayores suspicacias se concentran sobre la configuración industrial futura de la compañía

CINCO DÍAS

La oferta pública de adquisición de una participación significativa (el 22,7%) de Naturgy por parte del fondo australiano IFM es el primer disparo de caza mayor en un sector en ebullición como el energético, en el que todos los días se producen pequeñas operaciones al calor del gusto por las energías renovables. Pero la operación es relevante también porque se plantea sobre una actividad regulada y de valoraciones devaluadas por la intensa presión de la pandemia, sobre una empresa en plena transformación industrial (en febrero tiene intención de presentar su plan estratégico con un giro hacia la energía verde) y sobre la que existe un escudo de protección gubernamental ante operaciones externas precisamente a raíz de la pandemia.

La práctica totalidad de Gobiernos del planeta, especialmente los europeos, se pusieron en guardia en la primavera pasada para preservar la nacionalidad de multitud de empresas ante el temor de una avalancha de operaciones en disputa por su control, en una especie de ejercicio de nacionalismo económico que tiene complicada justificación, salvo en caso de actividades críticas. Es esta opa parcial sobre Naturgy, por tanto, la primera iniciativa que pondrá a prueba la capacidad e intenciones reales del Gobierno en materia de inversiones extranjeras sobre compañías consideradas estratégicas.

La CNMV tiene también cosas que analizar, tanto sobre la posibilidad de la existencia de compromisos previos que forzasen al fondo australiano a lanzar una oferta por el 100% del capital como sobre el precio ofertado, ya que la norma puede reclamar informes independientes sobre la valoración de las compañías en caso de que circunstancias económicas excepcionales pudieran haber modificado los precios de las acciones. Parece evidente que la pandemia ha devaluado a infinidad de empresas cotizadas y que los precios podrían no recoger el valor real del negocio presente y futuro, aunque se trata en este caso de una cuestión de muy complicada determinación, pero capital para los accionistas que tengan que decidir si venden sus títulos con la prima ofrecida por el comprador o los conservan. El mercado descuenta, de hecho, un sinfín de operaciones sobre empresas de activos valiosos tanto por las depreciaciones encajadas como por la abundancia de liquidez.

Las mayores suspicacias se concentran sobre la configuración industrial futura de Naturgy. Su gestión está ahora anclada sobre Criteria, primer accionista con cerca del 25% del capital. Pero podría modificarse si triunfa la opa por el acuerdo que el nuevo entrante reconoce tener con los fondos CVC y GIP, ya en el capital con un 41% del voto, para hacer un reparto equilibrado del consejo de administración, que podría inclinar la gestión hacia planteamientos más financieros que industriales.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_