Bankinter da una sorpresa... agradable

CaixaBank y Sabadell tienen aún más margen de mejora bursátil respecto a su valor contable

Sucursal de Bankinter, en Madrid.
Sucursal de Bankinter, en Madrid.

Las expresiones sorpresa agradable y banco europeo no suelen ir unidas. Bankinter está haciendo todo lo posible por cambiarlo. Ha anunciado una respetable rentabilidad sobre fondos propios en 2020, ya que los créditos incobrables se situaron ligeramente por debajo de lo esperado, en 63 puntos básicos del total. Ignorando generosamente las provisiones específicas para el empeoramiento de la situación macro española, el ROE se habría elevado al 11%.

La entidad prevé que no habrá provisiones adicionales relacionadas con la pandemia en 2021 y que el número de préstamos dudosos será menor. Eso refleja en parte el crecimiento del 11% de la cartera de préstamos corporativos en 2020, alimentado por las garantías públicas.

Si se cumplen las previsiones, la acción debería cotizar más cerca del valor contable de 2021: ahora está en el 90%. CaixaBank y Sabadell, que cotizan a solo el 49% y el 17%, tienen aún más margen para sorprender a los inversores.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías