Carmignac: “La política del BCE es como la Inmaculada Concepción de las finanzas”

La gestora francesa apuesta por China como la mejor inversión para los próximos años

Edouard Carmignac, fundador y consejero delegado de la gestora Carmignac.
Edouard Carmignac, fundador y consejero delegado de la gestora Carmignac.

La pandemia ha llevado a una aceleración irreversible del comercio electrónico, a un aumento de los temores sobre la seguridad personal y al desafío de que los bancos centrales estén imprimiendo dinero a unos niveles nunca antes vistos. Estas son las reflexiones principales de Edouard Carmignac, fundador, consejero delegado y director de inversiones de la gestora de fondos francesa más importante, Carmignac. El inversor ha advertido que la política monetaria tan expansiva "es como el dogma de la Inmaculada Concepción" y que acabará provocando problemas.

En un breve discurso de presentación de la jornada de perspectivas para 2021, que contó con la presencia de Didier Saint-Georges  (miembro del comité de inversiones), Raphael Gallardo (economista jefe) y Frédéric Leroux (máximo responsable de multiestrategia) en un foro virtual, Carmignac se mostró satisfecho por el modo en que su empresa lidió con el difícil ejercicio 2020, pero es consciente de los nuevos retos que se avecinan.

"Las perspectivas de inversión para los próximos años y tal vez más allá han sido materialmente impactadas por esta crisis", dijo. "Hay tres observaciones clave: la primera es la aceleración de la digitalización, la segunda es el aumento de la percepción colectiva de la inseguridad y la tercera es la política monetaria de expansión cuantitativa del Banco Central Europeo parece el dogma de la Inmaculada Concepción de las finanzas". Esta política "se convertirá en un reto a medida que la pandemia retroceda".

La Inmaculada Concepción de la Virgen María es un dogma de la Iglesia Católica que alude a la creencia de que la madre de Jesucristo fue concebida sin pecado original gracias a los méritos de su hijo.

Carmignac ha destacado que las ventas del comercio electrónico en Estados Unidos aumentaron un 7% en un solo mes, habiendo tardado toda la década anterior en pasar del 5% al 15%. "Estos cambios que se han producido no están a punto de revertirse puesto que la pandemia va a durar más de lo que nos gustaría que durara".

El inversor ha recordado que en estos meses "hemos cambiado nuestra forma de comprar, pagar y, hasta cierto punto, entretenernos y trabajar, naturalmente, ya que la mayoría de nosotros ha tenido que adaptarse a trabajar en casa. Por supuesto, la recuperación será un cambio bienvenido a los primeros días, pero esos cambios que hemos pasado no volverán a los patrones de vida que teníamos antes".

Carmignac ha afirmado que no se puede pasar por alto el elemento de salud de la crisis, que ha cambiado la forma en que vivimos y pensamos sobre la seguridad personal. Destacó que el próximo presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ha dicho que la pandemia se abordará mediante más restricciones de movimientos y programas de apoyo si es necesario.


Apuesta por China

En las intervenciones posteriores a Carmignac, los principales gestores e inversores de la firma han coincidido en que los mercados emergentes y especialmente China serán el mejor activo para los próximos años.

"Va a ser un periodo extremadamente positivo para los emergentes. Me recuerda a lo que pasó entre 2003 y 2004, cuando estos mercados registraron una evolución excelente", ha apuntado Frédéric Leroux, jefe de multiactivos del grupo.

Hay varios factores que pueden contribuir a que las Bolsas y los bonos de los países emergentes vayan bien. En primer lugar, el debilitamiento del dólar que vaticinan todos los expertos hará que estos países sean más competitivos a la hora de exportar. Además, muchas de estas economías han gestionado la pandemia mejor que los países desarrollados.

"Con la normalización de la economía mundial, China va a recuperar poco a poco los niveles de exportación previos a la pandemia", ha explicado Raphael Gallardo, economista jefe. Gallardo también se ha referido a la mayor capacidad que tendrán las economías emergentes para poder hacer frente a la reducción del déficit y del alto grado de endeudamiento creado para combatir la pandemia.

Normas
Entra en El País para participar