Las Bolsas de Milán y París acogen con optimismo el debut de Stellantis (PSA y Fiat)

La compañía inicia su andadura en el mercado bursátil con subidas del 7,57% en Milán y del 6,94% en París

John Elkann, presidente de Stellantis, toca la campana de salida a Bolsa de la empresa.
John Elkann, presidente de Stellantis, toca la campana de salida a Bolsa de la empresa. Reuters

Las acciones de Stellantis, grupo resultante de la fusión entre Fiat Chrysler Automobiles (FCA) y PSA, han comenzado a cotizar este lunes en el Mercato Telematico Azionario de Milán y en el Euronext de París con subidas del 7,57% y del 6,94%, respectivamente.

Los títulos del cuarto grupo automovilístico más grande del mundo han iniciado la negociación con un precio de partida de 12,75 euros y terminaron en 13,52 euros en el parqué milanés y en 13,44 euros en el parisino.

El proyecto de fusión se anunció en diciembre de 2019 bajo un acuerdo formal para la creación de un consorcio participado al 50%, con un gasto no periódico para lograr los ahorros de 4.000 millones de euros, y fue aprobado casi por unanimidad el 4 de enero de este año, con el 99,15% de los votos de los accionistas de FCA y el 99,95% de los de PSA.

El presidente del grupo, John Elkann, y el consejero delegado, Carlos Tavares, han sido los encargados de tocar la campana que marca la salida a Bolsa de la nueva empresa, en un evento virtual en el que también han estado presentes el director general de Borsa Italiana, Raffaele Jerusalmi, y el de Euronext, Stephane Boujnah. Este martes la compañía debutará en la Bolsa de Nueva York, ya que hoy está cerrada por la celebración del día de Martin Luther King Jr. En todos los casos, el código bursátil será “STLA”.

"Estamos muy orgullosos de estar hoy aquí para el primer día de cotización de Stellantis, una nueva empresa, un nuevo comienzo, un verdadero hito histórico para todos los que trabajamos para Stellantis", ha indicado Elkann.

El directivo ha resaltado que Stellantis "representa una oportunidad extraordinaria en esta era de desafíos y muy emocionante con cambios profundos para la industria de la automoción". "Su velocidad, su intensidad y su energía es equivalente a lo que sucedió en sus orígenes, al final del siglo XIX", ha apuntado.

Por su parte, Tavares ha mostrado su ilusión por "una fusión que crea valor por 25.000 millones de euros". "Tenemos mucha confianza y nos acercamos a este desafío con mucha humildad, pero contamos con el apoyo de nuestros accionistas que apoyaron la fusión con más del 99% de los votos de ambas partes. Esta es una gran muestra de apoyo, una gran señal de confianza que nos están dando", ha subrayado.

Además, ha señalado que "tanto la dirección de FCA como la de PSA han demostrado su capacidad para ejecutar sus planes" y que "el foco estará en la creación de valor que será el resultado de la implementación de sinergias", cuya consecución "pretende incrementar rápidamente la competitividad de este grupo en comparación con sus competidores".

Stellantis comenzó su andadura el sábado tras que FCA y PSA culminaran su fusión, dando lugar al cuarto grupo automovilístico más grande del mundo, con unas ventas de 8,7 millones de vehículos al año y una facturación conjunta de unos 165.000 millones de euros.

No obstante, con el estadillo de la pandemia de coronavirus, los grupos italoestadounidense y francés modificaron los términos de su acuerdo para reforzar la estructura financiera de la empresa resultante. El consejo de administración de Stellantis estará liderado por John Elkann (presidente), Robert Peugeot (vicepresidente) y Carlos Tavares (director ejecutivo). En total, el consejo estará compuesto por 11 miembros.

Junto al consejo, la compañía tiene desde este lunes un comité de auditoría, uno de remuneraciones y un comité de gobernanza y sostenibilidad. Stellantis engloba las firmas Peugeot, Citroën, DS Automobiles, Opel y Vauxhall, por parte de PSA; y Abarth, Alfa Romeo, Chrysler, Dodge, Fiat, Fiat Professional, Jeep, Lancia, Ram y Maserati del lado de FCA. Tras la fusión, esperan unas sinergias anuales recurrentes generadas de más de 5.000 millones de euros.

La Comisión Europea dio el visto bueno a la unión con una serie de condiciones. PSA se ha comprometido a prolongar el acuerdo de cooperación que tiene actualmente con Toyota con respecto al sector de los vehículos comerciales ligeros, en virtud del cual produce unidades bajo la marca japonesa para su venta principalmente en la Unión Europea.

Por otro lado, facilitarán el acceso de firmas competidoras a su red de talleres de reparaciones y mantenimiento para furgonetas ligeras. La nueva entidad quedará controlada en su mayoría por las familias Peugeot y Agnelli, que contarán con un 6% y un 14% del capital, respectivamente.

Sumando los datos de ambos grupos de 2019 (sin contar con la filial de componentes de PSA Faurecia), Stellantis tendrá un beneficio operativo ajustado de unos 12.000 millones de euros; un margen operativo ajustado en torno al 7% y un flujo de caja libre operativo relacionado con el segmento de automoción de más de 5.000 millones.

Tavares ofrecerá este martes la primera rueda de prensa (virtual) del grupo resultante para hablar de los objetivos y de los retos de la compañía.

Normas
Entra en El País para participar