Pallete sacude Telefónica con operaciones corporativas por cerca de 50.000 millones en el último año

Las operaciones con Liberty y American Tower lideran el ranking

Ha vendido activos no estratégicos y se ha reforzado en los grandes mercados

José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica. EFE

Telefónica ha vuelto a protagonizar unos meses de fuerte sacudida, con cotas históricas en términos de operaciones corporativas. Así, la compañía que preside José María Álvarez-Pallete ha anunciado o cerrados transacciones en este periodo por un importe cercano a 50.000 millones de euros.

La teleco ha acelerado en la venta de activos que han pasado a recibir la consideración de no estratégicos, con el objetivo de mejorar el retorno y reducir deuda. Por otro lado, ha elevado la apuesta por los mercados estratégicos, con operaciones para reforzar la posición.

El último movimiento ha sido el acuerdo anunciado esta semana para la venta de la división de torres de Telxius por 7.700 millones de euros a American Tower. Con la transacción, el grupo prevé reducir deuda en 4.600 millones de euros. Este paso ha venido apenas unos meses después de la decisión de Telefónica de reforzar Telxius con nuevos activos, especialmente, tras la compra, por parte de esta filial (participada también por KKR y Pontegadea), de más de 10.000 torres de Telefónica Deutschland, por 1.500 millones de euros.

En términos de volumen, la mayor operación ha sido el acuerdo para la fusión de su filial británica O2 con Virgin Media, división de Liberty Global. La transacción, valorada en su conjunto por más de 38.000 millones de euros, es la mayor de la historia de Telefónica.

Plusvalías

Con la fusión, que generará unas plusvalías de 6.200 millones de libras (6.960 millones de euros), esperan crear un operador con 46 millones de líneas entre móvil, banda ancha y televisión, capaz de desafiar el liderazgo histórico de BT. La fusión está siendo analizada por las autoridades británicas de la competencia, y Telefónica y Liberty prevén que se cierre a mediados de 2021.

Los nuevos posicionamientos también han llegado a Brasil. Así, Telefónica, Telecom Italia y América Móvil cerraron a mediados de diciembre la compra de los activos móviles de su rival Oi, por un importe de 16.500 millones de reales (unos 2.700 millones de euros). Telefónica desembolsará por su parte casi 900 millones de euros e incorporará 10,5 millones de líneas, con las que reforzará su posición de primer operador móvil de Brasil.

En España, Telefónica cerró en febrero (se había anunciado meses antes) la adquisición del 50% del capital de Prosegur Alarmas España, por 300 millones de euros, para reforzar los negocios en los servicios digitales en el hogar. En Alemania, acordó con Allianz la creación de un vehículo de inversión en fibra, que invertirá 5.000 millones en despliegues. Telefónica invertirá 500 millones.

En términos menores, la operadora lanzó una opa para la compra de las participaciones de los minoritarios en Telefónica del Perú, elevando su presencia hasta casi el 99% del capital.

En el área de las desinversiones, la compañía alcanzó un acuerdo para la venta de su división de Costa Rica a Liberty Latin America por 425 millones de euros. La operación, a la espera del cierre definitivo, llegaba tras la decisión de Millicom de frenar la compra de esta filial cuando ya había recibido las autorizaciones regulatorias, y que ha sido denunciada por Telefónica ante los tribunales de EE UU.

Operaciones futuras

Activos. Las operaciones corporativas van a continuar en Telefónica. Por delante, la teleco tiene la posible venta de su 50% del capital de CTIL, sociedad participada junto con Vodafone, que agrupa sus emplazamientos de telefonía móvil en Reino Unido. Igualmente, Telefónica tiene en marcha la venta de la división de cables submarinos de Telxius, para la que ya tiene bancos asesores. Las ventas, según distintos analistas, podría extenderse a otros activos como redes de fibra y centros de datos.

Latinoamérica. En la división de Hispam, Telefónica ha recibido el interés de Liberty Latin America para la posible compra de las divisiones en Colombia, participada junto con el Estado colombiano, y Ecuador.

Normas
Entra en El País para participar