Aerolíneas

Norwegian cierra 2020 con un 2% de la capacidad que tuvo antes de la crisis

El volumen de viajeros cayó un 81% en todo el ejercicio, hasta los 6,87 millones

Uno de los aviones de Norwegian.
Uno de los aviones de Norwegian.

El hundimiento de la aerolínea escandinava Norwegian por el efecto de la crisis sanitaria se refleja en las cifras de tráfico al cierre de 2020: los 6,87 millones de viajeros transportados representan una caída del 81% frente a los 36,19 millones atendidos en 2019.

Esta es una de las compañías que más prometían en España, donde implantó su modelo de viajes de larga distancia y bajo coste, lo que hizo reaccionar a IAG con la creación de Level. De forma adicional, se trataba de uno de los principales alimentadores de turistas provedentes del norte de Europa.

El comportamiento de la demanda antes del confinamiento y la posterior reducción de flota activa hicieron que la ocupación se mantuviera ligeramente por encima del 75%, lo que implica una reducción de más de 11 puntos respecto al ejercicio anterior.

Respecto al mes de diciembre, la noruega subió a sus aviones a 129.664 pasajeros. El derrumbe es del 94% respecto al mismo mes de 2019 y la ocupación media fue del 52,3%, 31 puntos menor. Norwegian se mantiene viva tras pedir el concurso tanto en Irlanda como en su país.

La oferta comercial está restringida prácticamente a vuelos domésticos en Noruega. Una decisión que deja la oferta de asientos por kilómetro operado en un 2% de lo que era un año atrás.

Empresa en letargo

“La pandemia sigue teniendo un impacto negativo en nuestro negocio, como lo ha tenido desde marzo de 2020. A principios del año pasado, Norwegian se dirigía a un resultado positivo en el conjunto del año; en su lugar, 2020 ha sido un año muy desafiante y ahora nos encontramos luchando por la supervivencia”, ha declarado el consejero delegado de la aerolínea, Jacob Schram.

El Gobierno noruego se negó el pasado mes de noviembre a dar apoyo económico adicional a esta low cost, que se salvó de la quiebra en mayo tras lograr el respaldo de acreedores y accionistas a un plan para convertir 1.163 millones de euros de deuda en capital. Con esa operación sí tuvo acceso a una ayuda estatal de 275 millones de euros, insuficiente a la vista de la duración de la pandemia.

Desde Norwegian se afirma ahora que las reservas navideñas fueron “positivas” y que la empresa ha podido adaptarse a los actuales niveles de demanda. De los vuelos programados para diciembre, pudieron operarse el 95,6% y la tasa de puntualidad alcanzó el 88,5%. Sin embargo, sigue acechando el riesgo de la falta de efectivo.

“Nuestro objetivo es ser una aerolínea económicamente sólida y competitiva, con una nueva estructura financiera, una flota de tamaño adecuado y una oferta mejorada para nuestros clientes”, remacha Schram, “la vacuna se está ahora introduciendo en todo el mundo y ésta es una buena noticia tanto para la industria de la aviación como para quienes desean viajar. Estaremos listos para enfrentarnos a la competencia por los clientes después de la pandemia de la Covid-19”.

Normas
Entra en El País para participar