Noruega no inyectará más fondos y abandona a su suerte a Norwegian

La china BOC Aviation, con un 12,7% del capital, también se niega a aportar más dinero. La caída en bolsa se atenuó al 9% al cierre de la sesión

n avión de la aerolínea Norwegian Air reposta en el aeropuerto de Oslo.
n avión de la aerolínea Norwegian Air reposta en el aeropuerto de Oslo.

El Gobierno noruego rechazó el lunes dar apoyo económico adicional a la aerolínea de bajo coste Norwegian. La firma ya evitó la quiebra en mayo tras lograr el respaldo de acreedores y accionistas a un plan para convertir 1.163 millones de euros de deuda en acciones, lo que le permitió acceder a una ayuda estatal de 275 millones de euros, la mitad de las ayudas otorgadas al sector aéreo noruego. “Norwegian ha pedido un apoyo económico de varios miles de millones, y el Gobierno estima que no se puede defender un uso de fondos públicos en esta situación, además de que alteraría la competencia”, señaló en un comunicado la ministra de Industria, Iselin Nyb, que apostó por ampliar las exenciones fiscales o la compra de un mínimo de rutas nacionales, entre otras. “Que el Gobierno haya decidido no dar más apoyo en forma de liquidez es muy decepcionante y se siente como un puñetazo en el estómago para muchos de los que han luchado por la empresa, mientras nuestros competidores reciben miles de millones de sus autoridades”, señaló el consejero delegado de la compañía, Jacob Schram.

En rueda de prensa posterior, Schram resaltó que la compañía necesita liquidez para afrontar el invierno y que estudiará ahora “otras alternativas”, aunque no quiso especificar cuáles. “No descarto nada, ni quiebra, ni expedientes de empleo ni despidos, ningún escenario. Es duro, pero seguimos trabajando para encontrar soluciones. No tengo garantías de que lo logremos, solo fe y esperanza”, afirmó.

Los títulos en bolsa de Norwegian reaccionaron con fuertes caídas del 20%, que posteriormente se suavizaron en torno al 10%, en una sesión marcada por las grandes subidas vividas en las empresas turísticas, ante la gran eficacia de la vacuna que está desarrollando el laboratorio Pfizer. Solo en España, Meliá o IAG se anotaron alzas superiores al 30% en la sesión.

Norwegian atraviesa una difícil situación financiera desde hace años, agravada en 2019 por la prohibición temporal de vuelo de los Boeing 737 MAX y los problemas con los motores Rolls Royce, más aún ahora con la crisis del coronavirus. La aerolínea, que mañana presentará el balance de los nueve primeros meses, perdió 516 millones de euros en el primer semestre, casi tres veces más que un año atrás. Un deterioro que ha llevado a la empresa china de alquiler de aviones BOC Aviation, controlada por el Estado chino y segundo mayor accionista con el 12,7% del capital, a rechazar elevar su presencia en la aerolínea.

Normas
Entra en El País para participar